El frente de iazquierdas denuncia ingerencia de EE UU

El partido del Congreso gana las Elecciones en India

El partido Comunista Indio denuncio la intervención del Embajador norteamericano en reuniones con partidos regionales para favorecer una coalición ligada a sus intereses.

0
0 votos
17-05-2009
Publicidad
El Partido del Congreso, de Sonia Gandhi, ha logrado una holgada victoria en las elecciones parlamentarias indias, según los datos provisionales difundidos ayer que le otorgan un resultado muy, superior a todos los pronósticos. Según los datos de la Comisión Electoral difundidos hacia las 15.00 hora local (09.30 GMT), el Partido del Congreso lideraba el recuento en 204 de las 543 circunscripciones, frente a 116 del opositor hinduista Bharatiya Janata Party (BJP). El Partido del Congreso, de Sonia Gandhi, ha logrado una holgada victoria en las elecciones parlamentarias indias, según los datos provisionales difundidos ayer que le otorgan un resultado muy, superior a todos los pronósticos. Según los datos de la Comisión Electoral difundidos hacia las 15.00 hora local (09.30 GMT), el Partido del Congreso lideraba el recuento en 204 de las 543 circunscripciones, frente a 116 del opositor hinduista Bharatiya Janata Party (BJP).
Los datos son aún preliminares, pues la Comisión sólo ha confirmado la victoria del Partido del Congreso en 14 y del BJP en 12 circunscripciones, pero suficientes para que el primer partido celebre ya el resultado y el segundo admita su descalabro electoral. Los resultados suponen un segundo mandato al frente del gobierno para el candidato del Partido del Congreso, Manmohan Singh, pero con una mayorí­a mucho más cómoda que los 145 escaños que tení­a en el Parlamento saliente. "Este es un voto por Sonia Gandhi y por el liderazgo de Manmohan Singh. El pueblo ha votado por un gobierno estable, quiere un primer ministro que piense en el paí­s", clamó el portavoz de la formación ganadora y ministro de Ciencia, Kapil Sibal. El BJP, que aspiraba a desplazar del poder al partido de la dinastí­a NehruGandhi, mostró su resignación y dijo sentirse "decepcionado" con el resultado electoral.

Manmohan Singh, de 76 años, considerado el arquitecto de la reforma económica india iniciada en 1991 cuando él era ministro de Finanzas, se mostró claramente satisfecho de la "fe que el pueblo ha vuelto a depositar en el Congreso". No hay duda de que buena parte de la victoria se debe a este magní­fico negociador, de una honorabilidad muy difí­cil de encontrar en la corrupta clase polí­tica india.

El Tercer Frente, un conglomerado de agrupaciones de izquierda, centro y regionales, integrado antes de los comicios como alternativa al CP y al BJP, sumó 80 escaños, 30 menos de lo que esperaban sus dirigentes.

El programa de mí­nimos que el frente de izquierda firmo en la anterior legislatura con el gobierno de Manmohan Singh, estableció un aumento del gasto público para atención a la población rural pobre, potenciación del papel de la mujer, aprobación de una ley de bosques, abolición del trabajo infantil, derogación de la ley antiterrorista y elaboración de otra más garantista, etc. Al mismo tiempo, al apoyar al gobierno desde fuera el Frente de Izquierda pudo bloquear la privatización de las empresas más rentables del sector público, telecomunicaciones, aviación civil y la entrada del capital financiero especulativo en los planes de pensiones, por poner un ejemplo.

El primer desencuentro lo tuvieron con la creación de 339 Zonas Económicas Especiales que, gracias a las desgravaciones fiscales que hacen que las empresas no paguen ningún impuesto, gozan de ventajas fiscales y económicas para favorecer la productividad y donde se puede eludir la legislación normal del paí­s en materia laboral, sindical y ambiental con el objetivo de atraer inversores locales y extranjeros.

El segundo fue el Acuerdo Marco de Defensa con EEUU en virtud del cual ambos paí­ses pasaban a ser aliados estratégicos y se enfrentaban directamente a China, realizando maniobras militares conjuntas, especialmente navales, en las cercaní­as de las ví­as marí­timas que suelen utilizar los chinos.

El Frente de Izquierda ha dado un impulso a su presencia pública, bien anunciando una serie de movilizaciones contra la presencia de barcos estadounidenses en aguas indias para la realización de otras maniobras navales conjuntas, bien apoyando desde los gobiernos que controla (Bengala, Tripura y Kerala decretaron un paro general el 20 de agosto en solidaridad los trabajadores) las reivindicaciones, principalmente de los trabajadores del sector público, que vienen realizando huelgas en contra de las polí­ticas del gobierno y del alza de precios, o bien criticando al gobierno central por su desprecio al parlamento al negarse a convocar la cámara para discutir una moción de confianza tras la aprobación del acuerdo nuclear con EEUU el pasado mes de julio.

Todo indica que el frente de izquierdas tendrá la clave en la formación del próximo gobierno. Y cuando dentro de un mes las más de mil máquinas contadoras de votos se detengan y se anuncien los resultados oficiales, comenzará el baile de alianzas y pactos que culminará con el nombramiento del nuevo primer ministro.

El Avance del llamado Tercer Frente, parece ponerles en la posición clave para que el partido en el gobierno renueve legislatura. Esto puede impulsar, un retorno a la polí­tica de no alineamiento, volver a reforzar los lazos con Irán y Rusia y se desengancharí­a de la estrategia norteamericana de contención de China.

El partido Comunista Indio denuncio la intervención del Embajador norteamericano en reuniones con partidos regionales para favorecer una coalición ligada a sus intereses. Las diferencias entre el gobierno de Singh y el frente de Izquierdas respecto a la alianza con EE UU, están haciendo mover a los norteamericanos todo su aparato diplomático y de inteligencia para impedir que el nuevo gobierno necesite al frente de izquierda para gobernar. India en la nueva polí­tica de Obama para la zona es fundamental, como contención a China en Asia y en el nuevo escenario "Afpak". En las semanas venideras se vera el baile de intereses y coaliciones.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad