CiU aprovecha Europa para el juego independentista

Sueño o pesadilla étnica

Todaví­a siguen intentando mantener ese proyecto disgregador, como si tuviera visos de futuro, de crear Montenegros y Kosovos en España. Pero sus juegos y sus sueños tienen ya bastante de pesadilla.

0
0 votos
17-05-2009
Publicidad
Convergencia i Unió ha aprovechado las elecciones europeas para reproducir sus ensoñaciones independentistas. Lo hace a través de un juego que ofrece en su página de internet en la zona de información y programa ante los próximos comicios europeos del 7 de junio. Se llama "El juego de la UE" y propone una especie de Trivial en el que se responden distintas preguntas sobre la Unión y los paí­ses que la integran. Pero resulta que han cambiado las fronteras de España y de la Unión Europea y no nos hemos enterado. Cataluña, Euskadi, y Galicia aparecen como paí­ses independientes, separados de España. Convergencia i Unió ha aprovechado las elecciones europeas para reproducir sus ensoñaciones independentistas. Lo hace a través de un juego que ofrece en su página de internet en la zona de información y programa ante los próximos comicios europeos del 7 de junio. Se llama "El juego de la UE" y propone una especie de Trivial en el que se responden distintas preguntas sobre la Unión y los paí­ses que la integran. Pero resulta que han cambiado las fronteras de España y de la Unión Europea y no nos hemos enterado. Cataluña, Euskadi, y Galicia aparecen como paí­ses independientes, separados de España.
Sus ensoñaciones independentistas les llevan a aprovechar y utilizar Europa como paraguas para sus intereses soberanistas. Siempre han entendido que la unión europea era la forma apropiada para desmembrar España bajo el lema de la Europa de las regiones. Y aunque ahora la situación en España no es como hace seis o siete años, con la plena ofensiva de los nacionalistas étnicos de todo pelaje debilitando y fragmentando el Estado, todavía siguen intentando mantener ese proyecto disgregador, como si tuviera visos de futuro, de crear Montenegros y Kosovos en España.
Pero sus sueños, en sus propios juegos, ya no son tan “felices” y tienen bastante de pesadilla. En ellos ya no aparecen los “Països Catalans”. Por lo que, agradecidos estamos, Valencia, Baleares y la Franja aragonesa sí son España. La región francesa del Rosellón, por supuesto, sigue siendo francesa. El Alguer italiano continúa en Italia. Y Andorra es Andorra.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad