Música

Mélissa Laveaux: A golpe de "solosoul"

Hay quien dice que lo suyo es nuevo y que se llama rap´n´soul… mejor llamémosle "solosoul"

0
0 votos
16-05-2009
Publicidad
Mélissa Laveaux, es de Montreal, hija de inmigrantes haitianos, y "Camphor & copper" - alcanfor y cobre - es el tí­tulo de su último disco y la diáspora europea de todo un descubrimiento de sensibilidad vital: "El metal y el vegetal me sirven para describir un poco cómo es el amor. El peligro de entregarse demasiado a alguien olvidándose de uno. Hay dos o tres canciones en las que hablo directamente de esos errores que cometí­, intentando cambiarme mil veces para otra persona. Y, si tú cambias, esa persona no te va a querer nunca". Mélissa Laveaux, es de Montreal, hija de inmigrantes haitianos, y "Camphor & copper" - alcanfor y cobre - es el tí­tulo de su último disco y la diáspora europea de todo un descubrimiento de sensibilidad vital: "El metal y el vegetal me sirven para describir un poco cómo es el amor. El peligro de entregarse demasiado a alguien olvidándose de uno. Hay dos o tres canciones en las que hablo directamente de esos errores que cometí­, intentando cambiarme mil veces para otra persona. Y, si tú cambias, esa persona no te va a querer nunca".
Solo ha estado una vez en Haití pero su cuerpo respira las Antillas y su música se mueve entre todo lo que ha aprendido: el nuevo folk de Elliott Smith, blues de guitarra clásica como sonando a Delta, soul de desgarro y el tiento de Tracy Chapman. 

"No se trata del racismo de los tiempos de la esclavitud, pero en casa tus padres te recuerdan que eres haitiana, mientras que a tus amigos sus padres no les repiten que son blancos y canadienses. Lo mismo pasa en la escuela, donde siempre te recuerdan que eres negra y ellos no se dan cuenta de que son blancos. Con cuatro años ya tenía conciencia de ser diferente".

"Muchos criticaban al jazz negro que no llevase bien los compases, pero precisamente eso es lo genial ya que las medidas están desplazadas aposta para expresar algo. Lo he comprendido de forma teórica en los libros, pero aún mejor al escuchar con un oído atento".

Su reciente actuación en el teatro de l'Atelier, en un programa con el guitarrista de jazz Misja Fitzgerald Michel tocando canciones de Nick Drake y el dúo de balafón y vibráfono Kouyaté-Neerman, ha servido para celebrar cinco años de No Format! - www.noformat.net -, un sello que busca lo inaudito. Laurent Bizot llevaba años trabajando como abogado de la discográfica Universal en Francia cuando decidió embarcarse en proyectos sonoros que desafían las modas, la uniformización de los gustos musicales y el paso del tiempo. Las claves para la supervivencia de No Format!, que organizó este encuentro con Mélissa Laveaux, las da el entusiasta Bizot: equilibrar el presupuesto, no cometer locuras y hacerlo por placer.

Tan solo lleva tres años en las ondas, pero ya promete con un minimalismo que llena a golpe de guitarra, por cierto, con un toque percusivo muy característico, y una voz que se queja… pero convence. Mezcla el inglés, el francés y el criollo, y hay quien dice que lo suyo es nuevo y que se llama rap´n´soul… mejor llamémosle “solosoul”. Mélissa se enfrenta a cada tema y pretende abarcarlo todo, ella sola; y se nota, por eso gusta.

El próximo día 22 de mayo en la sala Territorios de Sevilla
.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad