Deportes

Terremoto en los circuitos

La situación es de tal perjuicio para Ferrari y Renault que no han dudado en amenazar con abandonar el Mundial el próximo año

0
0 votos
15-05-2009
Publicidad
Desde la decisión de la FIA de penalizar a las escuderí­as, a partir de la temporada que viene, que superen el tope de inversión, Ferrari ha encabezado la oposición llegando a amenazar con abandonar la competición. Ahora es el turno de Renault: "Si las decisiones anunciadas por la FIA no se cambian, no tendremos más remedio que dejar el Mundial al final de este año" Desde la decisión de la FIA de penalizar a las escuderí­as, a partir de la temporada que viene, que superen el tope de inversión, Ferrari ha encabezado la oposición llegando a amenazar con abandonar la competición. Ahora es el turno de Renault: "Si las decisiones anunciadas por la FIA no se cambian, no tendremos más remedio que dejar el Mundial al final de este año"
El tope son 45 millones de euros. La FIA otorgará mayor libertad técnica para los equipos que respeten esta norma. “Libertades técnicas” ya las ha habido, y de hecho quienes más las han sufrido han sido equipos como Ferrari y Renault. Pese a que la normativa recoge la utilización del KERS – sistema de freno regenerativo -, propuesta por la propia FIA, equipos como Branw no los incorporaron a principio de temporada, sorprendiendo con la utilización de los nuevos difusores, totalmente diferentes a los que se utilizaban hasta ahora regularmente.

La ventaja adquirida es sustancial, sin contar el esfuerzo de inversión y la distancia técnica respecto a los equipos ahora beligerantes: Ferrari Y Renault.

Ya en la pasada temporada Ross Branw fue señalado por estar preparando el nuevo monoplaza para ganar terreno a sus competidores, pues ya no estaba en juego para ellos el Mundial. Todo esto ocurría mientras era todavía jefe de equipo de Honda, y la escudería andaba buscando comprador.

La actual disputa es más respecto a los plazos que a la cuantía, ya que como señala Renault: "los objetivos financieros de la FOTA son los mismos o más bajos que los de la FIA", por lo que consideran que "el proceso debe ser aplicado de diferentes maneras y aceptado por todos".
Lo cierto es que la decisión de la FIA no ha sido en consulta, que el cambio de un año para otro beneficia a la dinámica Branw GP, y que mantiene una determinada flexibilidad normativa que permite bascular la competición, hacia un lado o hacia el otro.

La situación es de tal perjuicio para Ferrari y Renault que no han dudado en amenazar con abandonar el Mundial el próximo año, presionando a la FIA para que estudie el modificar las normas establecidas en la reunión de abril, ya que el organismo regido por Bernie Ecclestone señaló el próximo 29 de mayo como fecha límite para que los equipos que deseen competir en el Mundial de 2010 se inscriban y digan si lo harán con el presupuesto reducido o no.

Lo que sobresale en las conclusiones es que la correlación de fuerzas oscila a favor de la reconvertida Honda; que la escudería de Branw ha irrumpido con un extraordinario dinamismo técnico y audacia estratégica, y que este camino es el de primar la inversión – pese a que se anuncia su reducción – por encima de la pericia de los pilotos. El desarrollo de los medios requiere una mayor inversión inicial, pero una vez tomada ventaja con menos esfuerzo se dan zancadas mucho más largas. Solo hay que ver la progresión de las carreras y los resultados de Branw.

Y en medio de todo, Fernando Alonso. El asturiano coge carrerilla y agudiza el ingenio: se espera que llegue entre los quince primeros y acaba quinto. La máquina se porta, pero Alonso luce.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad