La frase del dí­a

"Hay que dejar de ver los cuatro millones de parados como un problema, y verlos como una oportunidad para poner en valor la fuerza humana" (Antoni Brufau, presidente de Repsol)

Para monopolistas como Brufau, los cuatro millones de parados son una palanca para aumentar la explotación e incrementar sus beneficios. A costa de agudizar el sufrimiento de millones de trabajadores.

0
0 votos
17-05-2009
Publicidad
Es de agradecer que, a veces, banqueros y monopolistas hablen claro y sin tapujos. Ofrecen, en estos casos, una estupenda lección sobre la naturaleza del capitalismo.
Es lo que acaba de hacer Antoni Brufau, alto ejecutivo de la Caixa y presidente de Repsol, emitiendo su opinión sobre la reforma laboral que los grandes monopolios reclaman.
Primero, Brufau ha pedido “a las fuerzas políticas, empresariales y sociales, que abandonen los debates de hace treinta años acerca del despido libre”.
Efectivamente el despido libre –aunque se escenifique como el gran elemento de confrontación entre Zapatero y la CEOE- es un debate ya superado. Sencillamente porque en la práctica, gracias a las altísimas tasas de temporalidad y las sucesivas reformas laborales, el despido libre “de facto” es casi un hecho en España.
Despejado el camino, Brufau se dirige a donde como monopolista le interesa. Y con cínica sinceridad exclama que “hay que dejar de ver los cuatro millones de parados como un problema y verlos como una oportunidad”.
Lo que para los trabajadores es no ya un problema sino una tragedia, para ellos, los dueños del capital, es “una oportunidad”.
¿Una oportunidad para qué?
Según Brufau para “poner en valor la fuerza humana”, con el objetivo de “crear más valor añadido”.
En una extraordinaria síntesis, Brufau define el capitalismo en cinco palabras.
“Poner en valor la fuerza humana”. Los trabajadores vistos únicamente como portadores de fuerza de trabajo que al ponerse en marcha incrementa el capital. Y los cuatro millones de parados como una oportunidad para “ajustar su valor”, entiéndase a la baja, reduciendo los salarios.
“Crear más valor añadido”. Aquí Brufau se olvida de decir que se refiere a incrementar el valor añadido que se apropia el capitalista, es decir la plusvalía. Cuanto menor porcentaje del nuevo valor se apropie el obrero, a través de salario “más ajustados”, es decir más bajos, más aumentan las ganancias de los monopolistas.
Nada de un plan de choque contra el paro. Nada de drásticas medidas para acabar con la ya pandemia del desempleo.
Para monopolistas como Brufau, los cuatro millones de parados son una palanca para aumentar la explotación e incrementar sus beneficios. A costa de agudizar el sufrimiento de millones de trabajadores.
Esto es el capitalismo. Esto es lo que ha conducido a España a la mayor recesión desde la Guerra Civil.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad