Corresponsalí­a Murcia

Comienza el décimo certamen del festival Murcia Tres Culturas

Árabes, judí­as y musulmanas son las raices de un pueblo mestizo en el que las culturas se mezclan históricamente

0
0 votos
15-05-2009
Publicidad
Da comienzo el festival anual Murcia Tres Culturas. Este festival que se viene celebrando durante hace ya diez años llena las calles y plazas de la ciudad de Murcia de sonidos, imágenes y aromas que nos recuerdan nuestras raíces y la evolución que con el tiempo ha dado una ciudad pequeña y abierta, de amplias miras y acojedora. Murcia, una ciudad con carazter impreso y popular en la que desde la huerta más profunda, hasta los ambientes más progres tienen la huella de las tres culturas que conformaron la formación de la ciudad.
 
   Cristianos, judíos y musulmanes vivían en unidad. Una mezcla que convierte a esta ciudad en un centro neurálgico en el que todo se mezcla y permanece. Canela y limones de paparajote, aromas y mezcla de especias y huerta, salazones y ritmos de tambores son los padres de lo que hoy son las costumbres de la ciudad.
 
   En este festival que en su mayor parte se realiza en las calles y plazas de la ciudad nos encontramos con invitados de multitud de lugares y países, este año el invitado especial es Isrrael, a lo que el colectivo Palestino a contestado en contra, debido a la masacre que en estos momentos se está dando lugar. Desde luego no es un ejemplo de convivencia pacífica y mestizaje, y lo desacertado del momento para acojer a este invitado debe saldarse cuanto menos con una denuncia desde el festival en contra de la masacre y en apoyo al pueblo palestino. No se trata solo de un festival más, se trata de las raíces vivas, y por lo tanto siendo este el invitado este año, el festival debe servir como altavoz vivo de un grito contra las atrocidades que se están sucediendo.
 
Esperamos encontrarnos algún acto en este sentido, para que podamos vivir este año el festival con colores y sonidos, con imágenes y latidos de corazón que unan presente y pasado para parir un futuro de fuerza y esperanza, espíritu de lucha y denuncia de las injusticias que recorren y sacuden, en este caso a los palestinos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad