Persecucion a los inmigrantes

Frente a los ataques racistas, unidad

No es racismo, es un ataque en toda regla al pueblo trabajador. Se va contra el sector más debil y desarraigado

1
1 votos
14-05-2009
Publicidad
Ahora que los monopolios y la banca no necesitan 500.000 de inmigrantes anuales para que les salgan las cuentas, se les persigen y se les expulsan Ahora que los monopolios y la banca no necesitan 500.000 de inmigrantes anuales para que les salgan las cuentas, se les persigen y se les expulsan
Represión y persecución policial el Almería.
 
     El Sindicato de Obreros del Campo ha hecho pública una denuncia de redadas racistas el la población almeriense de El Ejido.
Según las declaraciones del SOC se utilizó la violencia de forma metódica con maltrato a cientos de personas. Se abrieron expedientes de expulsión para 70 inmigrantes. Este dispositivo montado por la Policía Nacional fue "represivo y totalmente desproporcionado", y "exclusivamente" contra inmigrantes.
     Se entró a varios ciber locutorios y se sacó a los clientes de forma violenta, también a una discoteca propiedad de un marroquí con armas desenfundadas y se golpeo al menos a una persona.
Según el SOC el objetivo es cumplir los famosos cupos mínimos de expulsión y establecer el miedo entre la población inmigrante de la zona.
     El próximo día 22 habrá una marcha contra estos hechos represivos. Además que presentarán denuncias, un informe de lo sucedido a José Chamizo, Defensor del Pueblo Andaluz. Se exige una reunión urgente con el Subdelegado del Gobierno en Almería.

La clase obrera, El Ejido y la democracia.

     Es sin paliativos uno de los ataques más graves de la historia a la democracia de la España de hoy. Una redada a la vieja usanza, como las de Chicago o Nueva York de los 50 y 60. Se entraba y se arramblaba contra el objetivo, fueran sindicalistas, inmigrantes u homosexuales.
     Ahora ha sido aquí en Almería contra los inmigrantes. Pero en realidad ha sido contra la clase obrera.
El Ejido ya fue noticia por enfrentamientos provocados por grupos fascistas que perseguían a inmigrantes.
Ahora vuelve a la palestra. Ha sido este pueblo sencillamente porque es de los sitios donde más hay proporcionalmente pero podría haber sido en tantos otros.
     Pero además es un ataque contra toda la clase obrera en su conjunto. Se coge a su flanco mas débil y se le persigue, expulsa y margina.
Ahora por lo visto sobran...; hasta hace poco más de un año según datos oficiales se necesitaban medio millón de inmigrantes de forma anual para mantener el ritmo del crecimiento español.
Ahora ya han hecho su cometido han multiplicado las ganancias de la construcción y los monopolios, como por el momento estos ya no les necesitan, pues a perseguirles. En los últimos meses tenemos noticias del “plan de retorno voluntario” y el cupo impuesto desde el Ministerio de Interior a la Policía Nacional de expulsión semanal de inmigrantes; la falta de derechos mínimos en los centros de reclusión para pre-expulsados y las multas de hasta 10.000 € para quien los acoja; por último tenemos las redadas al más viejo estilo fascista del FBI.
     Frente a este estudiado y sistemático ataque, todos los trabajadores de España debemos responder de forma unitaria. Como planteo el obispo de Almería hace tres meses ellos han enriquecido también a España, es el momento de la solidaridad.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad