La empresa Frape Behr a punto del desastre

La multinacional alemana de equipos de refrigeración se plantea una reducción importante de plantilla de 360 trabajadores hasta el punto de renunciar a su planta de Barcelona.

0
0 votos
14-05-2009
Publicidad
El fabricante alemán de equipos de refrigeración, Frape Behr tiene previsto tomar una decisión esta semana acerca de reducir su plantilla en la planta de Barcelona. El planteamiento es reducir la actividad hasta qué punto o bien cerrar su planta de la Zona Franca en Barcelona. Existe otra planta de la misma firma en Montblanc (Conca de Barbera, Tarragona) que podrí­a absorber parte de la plantilla. El fabricante alemán de equipos de refrigeración, Frape Behr tiene previsto tomar una decisión esta semana acerca de reducir su plantilla en la planta de Barcelona. El planteamiento es reducir la actividad hasta qué punto o bien cerrar su planta de la Zona Franca en Barcelona. Existe otra planta de la misma firma en Montblanc (Conca de Barbera, Tarragona) que podrí­a absorber parte de la plantilla.











Las continias pérdidas, acumuladas rn los dos últimos ejercicios a nivel nacional están haciendo plantear a la casa matriz alemana sobre prescindir de su planta en Barcelona. La empresa en Montblanc (Tarragona) dispone de dos plantas con cerca de un millar de trabajadores. Behr está especializada en sistemas de refrigeración y climatización para automóviles. Entre sus clientes figuran Volkswagen, Fiat, Renault-Nissan, General Motors y Seat.
 
Behr ha ido capeando el temporal de la crisis nacional y global hasta que ha llegado a un limite y ha dado a entender al comité de empresa. Los números de la filial española son desastrosos. Acumula unas pérdidas de 36 millones de euros en los dos últimos
ejercicios, 17,5 de ellos el año pasado. Pero sin la aportación de la matriz, los números rojos superarían los 100 millones. Sólo en 2008, éstos alcanzaron los 68 millones, pero Alemania aportó 51, explican fuentes conocedoras de la situación. Facturó 360 millones de euros, como el ejercicio anterior.
 
Sin embargo, la situación es muy distinta en Barcelona y en Montblanc, población esta donde produce a costes entre el 20% y el 30% inferiores, lo que ha llevado a la empresa a apostar por ese emplazamiento: el año pasado acumuló unas inversiones de 15 millones, frente a los 1,8 millones en la Zona Franca, en crisis permanente desde 2004.
 
Ese año, la plantilla aceptó trabajar más y congelarse el sueldo. En 2007, la empresa planteó el cierre pero la plantilla aceptó 92 despidos y mantener otra vez el sueldo hasta 2010.
 
La direccion de Behr no tiene suficiente con los sacrificios que los trabajadores están realizando desde hace tiempo y se plantea tomar soluciones drásticas para estos días. Habria que recordar a Behr que la recuperación del sector automovilistico español está en ciernes y que el calor en España exige muchas frigorias que sólo clientes españoles pueden y estar dispuestos a pagar. Que no se pueden dejar mercados como este asi como asi.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad