El genocidio contra una de las culturas más antiguas de la humanidad la del pueblo Tamil.

Sri Lanka, genocidio polí­tico.

El pueblo Tamil desde la descolonización ha demostrado y durante décadas señalando, que la isla está habitada por las naciones Tamil y cingalesa, el rechazo de esa realidad suma miles de muertes.

0
0 votos
14-05-2009
Publicidad
El pueblo Tamil se siente solos ante la matanza sistemática que sufre, en una zona de 4 km2 que se esta convirtiendo en la tumba de 50.000 civiles atrapados por los combates en una franja costera en el distrito norteño de Mullaitivu. Todos los dí­as son bombardeados. El último ataque fue ayer y el objetivo es, como ya se esta convirtiendo en una constante, un improvisado hospital. Que ha dejado más de 100 civiles muertos, entre ellos alrededor de 40 niños, enfermos, personal médico, voluntarios y un medico de Cruz Roja Internacional. Durante las últimas horas de ayer se habí­an producido cerca de 500 victimas en solo 24 h., dando el saldo de este conflicto de carácter puramente polí­tico y de poder más de 6.500 victimas y cerca de 14 mil heridos, un verdadero genocidio. A lo que hay que añadir la situación de cerca de un millón de tamiles que sufre la carencia de alimentos, se les ha privado de medicinas y que han tenido que desplazarse a campamentos de refugiados. El pueblo Tamil se siente solos ante la matanza sistemática que sufre, en una zona de 4 km2 que se esta convirtiendo en la tumba de 50.000 civiles atrapados por los combates en una franja costera en el distrito norteño de Mullaitivu. Todos los dí­as son bombardeados. El último ataque fue ayer y el objetivo es, como ya se esta convirtiendo en una constante, un improvisado hospital. Que ha dejado más de 100 civiles muertos, entre ellos alrededor de 40 niños, enfermos, personal médico, voluntarios y un medico de Cruz Roja Internacional. Durante las últimas horas de ayer se habí­an producido cerca de 500 victimas en solo 24 h., dando el saldo de este conflicto de carácter puramente polí­tico y de poder más de 6.500 victimas y cerca de 14 mil heridos, un verdadero genocidio. A lo que hay que añadir la situación de cerca de un millón de tamiles que sufre la carencia de alimentos, se les ha privado de medicinas y que han tenido que desplazarse a campamentos de refugiados.
Este es el resultado de las masacres y el terror que produce, “la lucha contra el terror” o “contraterrorismo”,  la bandera enarbolada por el imperialismo y sus satélites con el beneplácito de la comunidad internacional, para la represión y control de los disidentes del imperialismo, disidentes a los que cínicamente llaman “terroristas”.  El jefe de asuntos humanitarios de la ONU John Holmes, calificó la situación de “absolutamente atroz”, y achaca esas muertes, no por el hecho de que el ejército cingalés sígales, dispare obuses, contra hospitales, sino porque Los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE), considerados por el pueblo Tamil “el ejercito de la Patria Tamil”, los usa de escudos humanos.

Se olvida de la  declaraciones del secretario de Defensa cingalés que señalo que «ningún hospital puede operar fuera de la zona de seguridad... cualquiera fuera de la misma es un objetivo legítimo» por lo que los ataques a hospitales con obuses los hacen públicos como «fruto de enfrentamientos armados», cuando el termino real que se le puede otorgar a estas acciones es la de «crimen contra la humanidad».

Amnistía Internacional (AI) pidió hoy a la ONU que aborde cuanto antes el conflicto en Sri Lanka y ponga en marcha medidas para proteger a la población civil y permitir la entrada al país de organizaciones humanitarias.

El ejercito cingalés seria responsable de una media de tres muertos y tres desaparecidos por día, es decir más de tres mil muertes extrajudiciales y desapariciones en los últimos tres años, y  se tiene constancia de la existencia de cerca de doscientos campos militares en las áreas tamiles, donde nadie puede moverse sin permiso del Ejército ocupante.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad