¿Congelar sueldos para conservar empleos?

Un chantaje inaceptable

Con los sueldos pasa como con las pensiones, cada dí­a se abren más frentes para que el gran capital salga de la crisis, entre otras cosas, reduciendo el sueldo de los trabajadores.

0
0 votos
13-05-2009
Publicidad
Además de la patronal CEOE, son ya varios medios del llamado cuarto poder, los medios de comunicación, que vienen planteando bajo la forma de "abrir un debate" el dilema de si hay que "congelar o sacrificar sueldo para salvar empleos". Según la patronal y estos medios es la crisis la que pone a los trabajadores ante la disyuntiva de "ligar el salario y la conservación de los puestos de trabajo". ¿Pero realmente no existe otra alternativa? ¿O estamos ante una chantaje en todo regla contra los trabajadores? Además de la patronal CEOE, son ya varios medios del llamado cuarto poder, los medios de comunicación, que vienen planteando bajo la forma de "abrir un debate" el dilema de si hay que "congelar o sacrificar sueldo para salvar empleos". Según la patronal y estos medios es la crisis la que pone a los trabajadores ante la disyuntiva de "ligar el salario y la conservación de los puestos de trabajo". ¿Pero realmente no existe otra alternativa? ¿O estamos ante una chantaje en todo regla contra los trabajadores?
Han tomado lo ocurrido en SEAT y Sony, donde ante el chantaje planteado (“Hay que elegir entre subir los sueldos o asegurar los empleos”, decía el presidente de SEAT, el alemán Erich Schmitt) una mayoría de trabajadores han votado la congelación salarial, como bandera de esta ofensiva contra los salarios.
Una ofensiva que no sólo mantienen la patronal y sus medios, sino que cuenta con la colaboración de las Administraciones y una parte sustancial de los propios dirigentes sindicales. La consejera de Trabajo de la Generalitat de Cataluña, Mar Serna, sintetizaba la posición de la clase política en el poder hablando de SEAT: “Seguramente, en algún momento se tendrán que hacer sacrificios, pero si éstos comportan garantizar el empleo, como se ha hecho en otras empresas, creo que de forma mayoritaria los trabajadores lo podrán entender”. En el frente de los sindicatos mayoritarios era el representante de UGT en Sony, Jordi Martínez, el abanderado de la resignación ante el chantaje: “Creo que en este momento se trata de un mal menor… Es un golpe duro. Pero existe el compromiso de conservar el puesto de trabajo dos años”.
 
Es preciso romper el chantaje porque es falso que no haya otra alternativa más que elegir entre rebajar los sueldos o destruir puestos de trabajo. Frente a esta extorsión hay que cambiar el terreno de juego: ¿por qué no entrar en la redistribución de los salarios, tal y como proponemos en la candidatura “De Verdad contra la crisis, para fijar por ley 10 niveles salariales de forma que nadie gane menos de 1.000 euros al mes pero tampoco nadie más de 10.000 euros mensuales? Se ha publicado que el presidente alemán de Volkswagen, la dueña de SEAT, gana 14 millones de euros al año, ¿por qué manteniendo la misma masa salarial no se redistribuye para mejorar el sueldo de los trabajadores en vez de rebajarlo?
Una sencilla operación con lo que se lleva el presidente de WW nos da una idea de lo que estamos proponiendo. Supongamos que él aún ganara 1 millón de euros al año, nada menos que más de 83.000 euros al mes y se redistribuyeran los otros 13 millones. Con ellos se podrían mejorar en 1.000 euros anuales el sueldo de 13.000 trabajadores del grupo, tantos como se proponen echar a la calle este año. ¿Por qué no se hacen las cuentas con los altos directivos que cobran más de 140.000 euros (10.000 euros, 14 pagas) en España?
Este es el dilema ¿por qué los dirigentes sindicales y la clase política que nos gobierna no cambian de terreno? ¿Por qué no se elije el camino de la redistribución de los salarios? ¿Por qué nadie toca los privilegios de los de arriba y todo se descarga hacia los de abajo?
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad