Perú declara el estado de excepción en la selva

La rebelión de los pueblos amazónicos de Perú

Cientos de indí­genas de la comunidad Aguaruna con lanzas y palos tomaronesta mañana el puente Corral Quemado, en la provincia de Utcubamba, en el selvático departamento de Amazonas, a mil kilómetros al nororiente de Lima, interrumpiendo el pas

0
0 votos
12-05-2009
Publicidad
Los indí­genas en huelga hace más de un mes tomaron hoy un importante puente en la selva peruana e incomunicaron el nororiente y la costa norte del paí­s, en respuesta a que el gobierno declaró el estado de emergencia en parte de la Amazoní­a.Las autoridades peruanas, según la agencia oficial Andina, dispusieron el enví­o de refuerzos policiales, mientras el ejército también se prepara para dirigirse al lugar, a fin de desalojar a los manifestantes en pie de lucha desde el 9 de abril. Los indí­genas en huelga hace más de un mes tomaron hoy un importante puente en la selva peruana e incomunicaron el nororiente y la costa norte del paí­s, en respuesta a que el gobierno declaró el estado de emergencia en parte de la Amazoní­a.Las autoridades peruanas, según la agencia oficial Andina, dispusieron el enví­o de refuerzos policiales, mientras el ejército también se prepara para dirigirse al lugar, a fin de desalojar a los manifestantes en pie de lucha desde el 9 de abril.
Servando Puertas, dirigente de los nativos de la zona, dijo que la medida es en respuesta al gobierno por declarar el estado de emergencia en varios distritos de los departamentos de Amazonas, Loreto (nororiente), Ucayali (este) y Cusco (sureste).

Puerta advirtió con radicalizar sus protestas hasta que sus reclamaciones sean atendidas. Exigen la derogatoria de algunos decretos legislativos por considerar que vulneran la defensa de sus territorios y del medio ambiente.

Los decretos tienen relación con los territorios, recursos hí­dricos y asuntos forestales que, según los nativos, permiten la tala indiscriminada de árboles, la privatización de recursos naturales y la contaminación del ambiente a través de la exploración y explotación de hidrocarburos.

Las fuerzas de seguridad desalojaron el sábado a centenares de nativos que ocuparon varios dí­as la estación cinco de la estatal Petroperú, de bombeo de crudo, en Loreto, lo que ha movilizado a más indí­genas en la zona.

La medida, que suspende garantí­as constitucionales, busca restablecer el orden público ante las violentas protestas de los nativos que ponen en riesgo la producción, transporte y distribución de gas natural e hidrocarburos en el paí­s, según el gobierno peruano.

Según el decreto publicado en el diario oficial El Peruano, la medida suspende los derechos constitucionales referidos a la libertad de reunión y tránsito y a la inviolabilidad de domicilio en nueve jurisdicciones de la Amazoní­a.

Agregaron que el gobierno peruano "no tiene compasión de los hermanos awajún-wampis que lo único que hacen es reclamar sus justos derechos como pueblos originarios".

"El Gobierno está empleando todas las fuerzas del estado (…) en contra de un pueblo pací­fico y humilde cuya única arma es su presencia", denunciaron.

"Nuestra gente no se va a retirar. Prefieren morir. Posiblemente han perdido a sus hijos porque ya han desparecidos", concluyeron en la comunicación.

En comunicado de prensa : "El Consejo Directivo Nacional de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana - AIDESEP, pone en conocimiento de la ciudadaní­a en general, a la opinión pública nacional e internacional y los organismos internacionales de justicia y de derechos humanos que el gobierno de Alan Garcí­a ha ordenado a las fuerzas represivas del Estado peruano agredir sin miramientos a nuestros hermanos indí­genas que se encuentran protestando pací­ficamente dentro de sus territorios. Ha ordenado a la Marina de Guerra del Perú agredir a nuestros hermanos Kichuas y Arabelas que se encuentran protestando pací­ficamente en el rí­o Napo; asimismo, han iniciado campañas de amedrentamiento de nuestros hermanos de diversos pueblos, que siguen firmes en sus acciones pací­ficas de protesta contra las leyes entreguistas del gobierno aprista y ahora el Apu Daniel Marzano, presidente de la Organización Indí­gena Regional de Atalaya, OIRA, denunció que a través del ministerio de Transporte y Comunicaciones cerraron radio Libertad, el único medio de comunicación que estaba informando las incidencias del paro amazónico en la ciudad de Atalaya"

"Nuestros pueblos son pací­ficos y lo han demostrado siempre, a pesar de las continuas agresiones de la que somos objeto por parte de los gobiernos republicanos. Sin embargo, la provocación del gobierno no se va a quedar sin respuesta, ya que en nuestros territorios no hemos consentido la presencia de empresa alguna, por no haber sido consultados, de conformidad con lo que disponen las normas internacionales como el Convenio 169 - OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indí­genas del mundo", afirma el comunicado.

"Por lo tanto, hacemos responsable al gobierno de Alan Garcí­a de las consecuencias que tengan sus provocaciones y hacemos un llamado a los organismos de defensa de los derechos humanos y a las fuerzas patrióticas y democráticas del paí­s a sumarse a nuestra lucha por la derogatoria de los decretos legislativos y las leyes entreguistas y anticonstitucionales que este Gobierno ha perpetrado", Concluye.

La rebelión de los pueblos amazónicos es justa. El combativo paro indefinido de mas de 1350 comunidades nativas se inicio el 9 de abril en demanda del cumplimiento de sus justas reivindicaciones, el respeto a los tratados internacionales que protegen sus tierras y a ser consultados por el gobierno, y como medida concreta la inmediata derogación de los decretos de ley impuestos por la dictadura de el sátrapa Garcí­a Pérez testaferro de los intereses del imperio y su Tratado de "libre Comercio" y la inmediata libertad de todos los pobladores arrestados.

Como ha anunciado la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), "la lucha de los pueblos amazónicos, es la lucha de todos los peruanos que nos oponemos al remate del patrimonio nacional." Apoyemos la lucha de los pueblos amazónicos

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad