Escandalosos beneficios de bancos y monopolios mientras el paí­s se hunde en la recesión

¿Cómo que no hay recursos?

Claro que hay recursos, lo que ocurre es que están monopolizados por una í­nfima minorí­a y dedicados casi en exclusiva a costear la expansión de un pequeño puñado de bancos y monopolios

0
0 votos
12-05-2009
Publicidad
España sufre la peor recesión desde la Guerra Civil, todos los í­ndices económicos están en números rojos, todos los indicadores reflejan pérdidas… ¿Todo son pérdidas? La UE ha confirmado que España permanecerá en recesión hasta el 2011, o incluso hasta el 2012, y será el último paí­s europeo en salir de la crisis. Pero Santander y BBVA han declarado, solo entre enero y marzo, 3.334 millones de euros de beneficios, una cifra que triplica las ganancias registradas por un gigante continental como el Deutsche Bank. Telefónica se ha convertido en el primer monopolio europeo de telecomunicaciones, y espera unos beneficios de 7.691 millones de euros (más de un billón de las antiguas pesetas) para 2009.
 (EFE)
(EFE)
España sufre la peor recesión desde la Guerra Civil, todos los í­ndices económicos están en números rojos, todos los indicadores reflejan pérdidas… ¿Todo son pérdidas? La UE ha confirmado que España permanecerá en recesión hasta el 2011, o incluso hasta el 2012, y será el último paí­s europeo en salir de la crisis. Pero Santander y BBVA han declarado, solo entre enero y marzo, 3.334 millones de euros de beneficios, una cifra que triplica las ganancias registradas por un gigante continental como el Deutsche Bank. Telefónica se ha convertido en el primer monopolio europeo de telecomunicaciones, y espera unos beneficios de 7.691 millones de euros (más de un billón de las antiguas pesetas) para 2009.
Para ellos, para los mismos bancos que el gobierno rescata con multimillonarias ayudas pagadas de nuestro dinero, no hay pérdidas sino escandalosos beneficios.
Ya hemos superado oficialmente los cuatro millones de parados, y todas las previsiones apuntan hacia los cinco millones antes de que termine 2009. Las quiebras de pymes, asfixiadas por el endeudamiento y el cierre del grifo del crédito, se han cuadruplicado.
Pero los altos ejecutivos de los bancos y monopolios del Ibex-35 cobran salarios por encima del millón de euros anuales, hasta alcanzar el indignante techo de 21,3 millones de euros (¡1420 veces el salario medio de un trabajador!) en el caso del vicepresidente del Banco de Santander.
Y eso sin contabilizar otros capítulos de rentas, como el rendimiento de acciones, que le reportan a Emilio Botín ingresos superiores a los 48 millones de euros anuales.
Sumemos los multimillonarios beneficios de bancos, eléctricas o gigantes de las telecomunicaciones. Añadámosles los planes de rescate bancarios (que ya contabilizan 259.000 millones de euros) y otras vergonzosas subvenciones públicas a gigantes monopolistas –los 10.000 millones que le costará al Estado avalar la deuda de las eléctricas-… Y obtendremos una suma que levanta una indignación inmediata.
Resulta difícil, ante estos datos, afirmar que en España no existen recursos para salir de la crisis, y que por ello no nos queda más remedio que “apretarnos el cinturón”.
Claro que hay recursos, lo que ocurre es que están monopolizados por una ínfima minoría y dedicados casi en exclusiva –tanto los privados como los públicos- a costear la expansión de un pequeño puñado de bancos y monopolios. Aunque eso signifique conducir al país a la quiebra y a la población a la ruina.
Lo que hace falta es imponer una drástica redistribución de las rentas, donde las escandalosas ganancias de bancos y monopolios –y los recursos públicos que hoy Zapatero entrega a la oligarquía- financien la salida a la crisis que le interesa al país y a la mayoría de la población.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad