Televisión

Los nazis se cuelan en El Internado

La exitosa serie inicia su quinta temporada dando una vuelta de tuerca más a su complicada trama de misterio y suspense.

0
0 votos
12-05-2009
Publicidad
A lo largo de cuatro temporadas, y con 35 episodios a sus espaldas, la serie de Antena 3 ha sabido revitalizar la ya de por sí­ productiva industria de la ficción televisiva nacional. Un prestigioso colegio de pago, cuyos alumnos esconden historias más que controvertidas, un inquietante claustro de profesores, y para colmo, misterios y secretos encadenados, vinculados a las manifestaciones espectrales y un pasado nada tranquilizador. Una fórmula de éxito, que ha sorprendido a la crí­tica internacional, y que esta noche se reinventa una vez más, avanzando en esa cuenta atrás, a nueve dí­as de finalizar el curso, que marcará la investigación de los alumnos del "Laguna Negra" sobre el pasado nazi de sus antiguos habitantes.
 Los nazis se cuelan en El Internado
A lo largo de cuatro temporadas, y con 35 episodios a sus espaldas, la serie de Antena 3 ha sabido revitalizar la ya de por sí­ productiva industria de la ficción televisiva nacional. Un prestigioso colegio de pago, cuyos alumnos esconden historias más que controvertidas, un inquietante claustro de profesores, y para colmo, misterios y secretos encadenados, vinculados a las manifestaciones espectrales y un pasado nada tranquilizador. Una fórmula de éxito, que ha sorprendido a la crí­tica internacional, y que esta noche se reinventa una vez más, avanzando en esa cuenta atrás, a nueve dí­as de finalizar el curso, que marcará la investigación de los alumnos del "Laguna Negra" sobre el pasado nazi de sus antiguos habitantes.
El grupo de alumnos que se aventuró a destapar la trama sobre el pasado de la prestigiosa institución se adentra en un camino cada vez más tortuoso. Los seguidores de las serie quedan atrapados por la absorbente trama, convirtiendo a la serie en una digna versión española de las fórmulas que han fraguado el éxito internacional de la norteamericana Perdidos. Además, sus actores han logrado constituirse en una excelente cantera de actores que está dando el salto al cine revitalizando los ingresos de taquilla de las producciones españolas.
 
El argumento de esta nueva temporada, lejos de perder intensidad y perderse en la repetición, promete aportar nuevos elementos que aumentan el nivel de elaboración del guión y, consecuentemente, el interés del público. Para empezar, los alumnos inmersos en la investigación han llegado demasiado lejos, y los responsables de los crímenes cometidos en el centro van a tratar de silenciarlos por todos los medios. El grupo de amigos descubre que sus familias tienen un fuerte lazo con antiguos integrantes nazis que se refugiaron el colegio tras la II Guerra Mundial, y que su presencia en el centro no es casual.
 
Además, la continuación de la historia aporta una interesante novedad: El tiempo en la acción se corresponde con el real. Así los nueve capítulos de esta temporada coinciden con nueve días naturales –los últimos del curso-, en los que los chicos no descansarán hasta descubrir los orígenes del entramado nazi y la identidad de su líder.
 
Como es lógico, la trama principal irá acompañada de un sinfín de conflictos episódicos, centrados en las relaciones particulares entre cada uno de los personajes y sus peculiares historias personales, algo que enriquece enormemente la estructura narrativa, convirtiéndola casi en una obra coral, y bebiendo directamente de las fuentes de la mejor tradición cinematográfica.
 
Los nuevos rostros también son imprescindibles en cualquier nueva entrega que se precie en una serie de éxito. Asé pues, se incorporan al reparto Lola Baldrich, que dará vida a Lucía, la nueva doctora que se instala en el colegio; Irene Montalà, que interpreta a Rebeca, una profesora de historia desconfiada y enigmática cuyas intenciones no serán sólo pedagógicas; y Javier Ríos, como Hugo, profesor de educación física.
 
Más madera para la viva hoguera en la que se ha convertido esta serie, que va camino de convertirse en un referente para todos los que pretendan crear ficción televisiva de calidad en España.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad