Televisión

Globovisión en el ojo del huracán

Hugo Chávez emprende tres procesos judiciales contra otra de las cadenas privadas que orquestaron el golpe de estado, "por incitar al odio mediante la manipulación".

0
0 votos
11-05-2009
Publicidad
Están por cumplirse dos años de la salida de antena de Radio Caracas Televisión (RCTV), cuya señal fue otorgada a TVes, la televisión social. Sin embargo los medios de comunicación venezolanos siguen estando ampliamente controlados por grupos monopolistas de origen extranjero, que atacan constantemente al gobierno democrático con una virulencia insólita en cualquier otro paí­s, y que fueron incluso capaces de orquestar un golpe de estado en 2002. Ante las continuas provocaciones de la cadena de noticias Globovisión -réplica en miniatura de la CNN- el presidente Chávez ya ha hecho públicas las medidas que va a tomar para dar un paso más en la reconquista del espacio audiovisual por parte del pueblo de Venezuela. Están por cumplirse dos años de la salida de antena de Radio Caracas Televisión (RCTV), cuya señal fue otorgada a TVes, la televisión social. Sin embargo los medios de comunicación venezolanos siguen estando ampliamente controlados por grupos monopolistas de origen extranjero, que atacan constantemente al gobierno democrático con una virulencia insólita en cualquier otro paí­s, y que fueron incluso capaces de orquestar un golpe de estado en 2002. Ante las continuas provocaciones de la cadena de noticias Globovisión -réplica en miniatura de la CNN- el presidente Chávez ya ha hecho públicas las medidas que va a tomar para dar un paso más en la reconquista del espacio audiovisual por parte del pueblo de Venezuela.
El mandatario hizo esta advertencia en antena desde su popular programa Aló Presidente, emitido en al que hasta hace poco era el único canal público del país, en clara desventaja respecto a los grupos monopolistas extranjeros. Chávez señaló que los organismos del Estado deberán actuar en este nuevo caso, refiriéndose a tres procedimientos administrativos abiertos por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) contra Globovisión.
 
La política de Chávez se mantiene firme respecto a su afirmación de que “las ondas electromagnéticas son un espacio público, que pertenece al pueblo venezolano y a nadie más”. En consecuencia CONATEL ha abierto tres procedimientos contra Globovisión, los cuales implican sanciones como la salida del aire de la señal libre. El más reciente fue abierto la semana pasada, acusando el canal de informar sobre un sismo que sacudió a Caracas el lunes antes que las autoridades y los organismos correspondientes. La moción fue previamente ratificada por la mayoría democrática en el Congreso.
 
Otro de los procesos abiertos contra Globovisión tiene como principal imputado a su editor, Rafael Poleo, quién calumnió en directo al presidente comparándolo con Benito Mussolini. El mundo de los medios audiovisuales en el país hispano es completamente insólito por antidemocrático. La cadena pública amplía poco a poco su expansión, a través de un modelo televisivo popular, potenciado por el gobierno independiente de TVes, aunque el panorama sigue siendo de escándalo. El gobierno venezolano se ha encontrado durante años en un importante desamparo frente al control exagerado de los medios de comunicación por parte de los grandes grupos que lo quieren derrocar por cualquier medio.
 
La CIA ha utilizado constantemente estos medios de comunicación para “bombardear” el prestigio político del presidente, especialmente fuera de sus fronteras. Pero la tenacidad del gobierno Bolivariano parece que no tiene límites, y la conquista de el espacio audiovisual es un largo camino, cuyo próxima parada es Globovisión.
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad