Encuesta de Público ante las elecciones europeas

Tendencias de castigo

La abstención puede llegar al 60%, un tercio de los electores aún no tiene decidido el sentido de su voto; el PP aventaja al PSOE; las coaliciones nacionalistas e IU retroceden…

0
0 votos
10-05-2009
Publicidad
A un mes de las elecciones europeas del próximo 7 de junio, las encuestas confirman dos tendencias fundamentales con una misma base: la crisis será el árbitro de las elecciones. A un mes de las elecciones europeas del próximo 7 de junio, las encuestas confirman dos tendencias fundamentales con una misma base: la crisis será el árbitro de las elecciones.
Por un lado la crisis está acentuando la desconfianza de los españoles ante los dos grandes partidos, el del gobierno (PSOE) que sustenta a Zapatero y el de la oposición (PP) que encabeza Rajoy. Según la encuesta que publica el diario Público, la mayoría del electorado no acudirá a votar, la abstención podría llegar al 60%, de 5,5 puntos por encima de las elecciones de 2.004 (54,5% de abstención); pero es que además uno de cada tres encuestados (el 32,3%) aún no tiene decidido su voto y hasta un 15,7% dice que se decidirá por la abstención, el voto nulo o el voto en blanco. En este marco de baja participación el PSOE (si no remonta y parece bastante improbable) sufriría un auténtico batacazo, bajaría más de 3 puntos respecto al 2004; y el PP se vería beneficiado, 4 puntos por encima del PSOE según la encuesta de Público.
Por otra parte, la encuesta de Público vaticina un retroceso para las coaliciones nacionalistas: Europa de los Pueblos (ERC, BNG, Aralar, Los Verdes, EA, la Chunta y Entesa per Mallorca) y Coalición Europea (CiU, PNV y CC). IU, sobre todo tras la salida de Rosa Aguilar, sufre una caída de 1,4 puntos, con lo que perdería uno de sus dos eurodiputados.
La candidatura de UPyD, encabezada por Francisco Sosa Wagner, podría llegar a los dos eurodiputados.
 
Las encuestas anuncian una tendencia de castigo (como abstención sobre todo) a los partidos por su posición ante la crisis. Cada ves son más no sólo los ciudadanos afectados por la situación crítica en la que ha entrado el país, sino por la indignación de lo que hacen los partidos en el poder (gobierno, oposición y gobiernos autonómicos) ante la situación. Se abre una brecha en la que cada vez hay más gente que busca una alternativa ante la crisis que puede ser aprovechada por una “alternativa de verdad” que dé una salida nacional y popular.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad