El 57% se hizo por adjudicaciones directas en Galicia

Contratas entre el poder y las castas

La í­ntima alianza y simbiosis entre las castas burocráticas regionales y las burguesí­as locales, constituyendo las burguesí­as burocráticas regionales que utilizan el poder autonómico y el presupuesto.

5
2 votos
10-05-2009
Publicidad
De las 2.263 obras impulsadas por todas las administraciones en Galicia que salieron al mercado el año pasado, las contratas directas o por procedimiento negociado sumaron 1.287 obras, lo que supone el 57% del total. Pero no todas las administraciones mantuvieron en 2008 el mismo ritmo de licitaciones que el año anterior. Los ayuntamientos, viendo reducidos sus ingresos por la crisis en la construcción, descendieron, significativamente, en número. Sin embargo, el año pasado, con la crisis extendiéndose rápidamente y con la necesidad del ahorro del gasto público, la Xunta gallega aumentó la adjudicación de obras en más de un 30% (1.051 obras frente a las 801 del 2007) respecto al año anterior; y las ejecutadas desde el Gobierno central aumentaron en más de un 15% en comparación con el mismo periodo. De las 2.263 obras impulsadas por todas las administraciones en Galicia que salieron al mercado el año pasado, las contratas directas o por procedimiento negociado sumaron 1.287 obras, lo que supone el 57% del total. Pero no todas las administraciones mantuvieron en 2008 el mismo ritmo de licitaciones que el año anterior. Los ayuntamientos, viendo reducidos sus ingresos por la crisis en la construcción, descendieron, significativamente, en número. Sin embargo, el año pasado, con la crisis extendiéndose rápidamente y con la necesidad del ahorro del gasto público, la Xunta gallega aumentó la adjudicación de obras en más de un 30% (1.051 obras frente a las 801 del 2007) respecto al año anterior; y las ejecutadas desde el Gobierno central aumentaron en más de un 15% en comparación con el mismo periodo.
Pero, escandalosamente, dicha obra pública contratada desde la Xunta tiene sus preferidos. Las empresas Copasa, de Orense, y la Constructora San José, de Pontevedra, fueron las compañías líderes individuales, es decir, no asociadas en las llamadas uniones temporales de empresa (UTE), por contratación conseguida. El grueso en obras para San José se repartió el año pasado entre las adjudicadas por Xestur, dependiente de la entonces Consellería de Vivenda, con 24,5 millones; Política Territorial (20,5 millones); Educación (3,3 millones) y la sociedad de Xestión do Xacobeo (1,4 millones).
Este es un claro ejemplo de la íntima alianza y simbiosis que se ha establecido entre las castas burocráticas regionales y las burguesías locales constituyendo las burguesías burocráticas regionales que utilizan el poder autonómico y el presupuesto público para su enriquecimiento a costa del dinero de los ciudadanos de a pie.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad