Corresponsalí­a Navarra

744 niños sin plaza en las escuelas infantiles

A estas 744 familias de Pamplona les toca esperar y cruzar los dedos para ver si hay suerte y en las listas definitivas son admitidos sus hijos

0
0 votos
08-05-2009
Publicidad
 
Comienza para muchas familias de Pamplona la tarea de buscar colegio para los nuevos escolares de 0 a 3 años. Sin embargo en las primeras listas el recuento deja en lista de espera a más de la mitad de los niños solicitantes. Un total de 744 niños han quedado fuera y en lista de espera, una cuestión que con el ritmo de vida que se lleva se hace totalmente necesario solucionar, sin embargo la situación ya ocurrió el pasado año, cuando quedaron sin plaza 677 niños.
 
El problema se agrava cada año sin que se le ponga solución. De las 17 escuelas infantiles de Pamplona, 12 dependen del Ayuntamiento de Pamplona y las otras 5, del Gobierno de Navarra. Las escuelas infantiles son muy necesarias a la hora de conciliar la vida laboral con la familiar y un buen servicio facilita en primer lugar la independencia económica de la mujer que a menudo se ve obligada a dejar su trabajo por falta de medios que le permitan tener cuidados a sus hijos, además son las familias humildes que necesitan el trabajo que todos sus miembros las que más lo necesitan y a las que más difícil les resulta sufragar los gastos de este cuidado necesario en el horario de la jornada laboral. En este tiempo de crisis se hace fundamental dotar a las familias de los medios necesarios, Zapatero en el plan anticrisis pondrá el país de punta en blanco arreglando colegios y pasos de cebra, sin embargo, carencias en sanidad, educación y servicios sociales se siguen siendo insuficientes, sectores donde no se invierte al servicio de las necesidades de la población, millones de euros gastados en obras, mientras los ciudadanos pagamos las carencias fundamentales.
 
A estas 744 familias de Pamplona les toca esperar y cruzar los dedos para ver si hay suerte y en las listas definitivas son admitidos sus hijos. Un buen servicio de escuelas infantiles, incluyéndolas en polígonos industriales y lugares donde hay concentración de empresas y puestos de trabajo sería una alternativa buena para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral. Pero la carencia de plazas en Pamplona requiere una pronta solución, ya que cada año se agrava la situación sin que se le ponga remedio al asunto, y por supuesto quien lo paga es la gente, en concreto 744 familias este año en Pamplona, que no es poco.
 
Por eso tanto el Gobierno de Navarra como el Ayuntamiento de Pamplona, de quien dependen las escuelas infantiles, deben tomar una posición por solucionar este desbordamiento de solicitudes con respecto a las plazas ofertadas.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad