Alternativa vivienda Asturias

Constituidos en cooperativa entregan las primeras llaves

El precio de estas casas oscila entre los 70.000 y los 120.000 euros e incluyen trastero y plaza de garaje

0
0 votos
08-05-2009
Publicidad
 
Mientras los políticos proyectan planes anticrisis que solo van a dar dinero a la banca o a endeudar más al país, son los ciudadanos los que dan alternativas a los problemas reales, a contracorriente y con organización. Es el caso de la Federación de Vecinos de Langreo, impulsora de una cooperativa que ya está entregando las llaves de su primera promoción, y miran al futuro esperando que no sea la última.
 
El precio de estas casas oscila entre los 70.000 y los 120.000 euros e incluyen trastero y plaza de garaje, dependiendo el precio de los metros cuadrados de la vivienda. La iniciativa surge de la imposibilidad de muchas familias de adquirir una vivienda en el mercado libre, la organización y empeño ante las dificultades ha hecho posible que el proyecto salga adelante. Así lo vemos en las declaraciones de los cooperativistas “el proceso ha sido complicado, pero ha merecido la pena” el primer problema fue que el Ayuntamiento no les ofertaba el suelo, pero su insistencia hizo llegar la propuesta al Consejería de Vivienda y, finalmente, pudieron adquirir el solar, se trata de 40 viviendas, aunque las familias que solicitaron estas viviendas fueron 90, pero visto el buen resultado de la cooperativa se plantean continuar en esta dirección.
 
Mientras esta alternativa sale adelante, las viviendas de protección oficial quedan desiertas debido a la imposibilidad de las familias de afrontar el gasto de la entrada y los plazos requeridos debido a la crisis. En esta, como en muchos problemas de la gente, desde las administraciones y los políticos se empeñan en formular modificaciones y alternativas que no parten de la realidad para solventar los problemas reales de la gente, se tapan los ojos ante esta posición de vecinos que resuelven dificultades pariendo alternativas eficaces que dan solución al problema de la vivienda.
 
Jesús Varela es el primer joven en recibir las llaves de su nueva casa, y las recibía con gran alegría declarando que “Es increíble. Veía cómo se construían, pero me costaba creer que iba a ser realidad” una entrega de llaves que significa un camino a seguir, una alternativa que permite en tiempos de crisis donde los constructores no venden y las familias no se pueden permitir comprar una vivienda, que exista una alternativa donde se construya al servicio de la gente, en condiciones en las que se pueda acceder a una vivienda, el carácter de partir de las necesidades es la que dota a esta alternativa de cooperativa construir casas por y para la gente teniendo una demanda tal que ya se plantean mirar el futuro para que esas 50 familias que han quedado fuera puedan tener una casa en una próxima construcción.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad