Música

"Estábamos todos… y parió la burra"

Mucho no se puede hacer, pero sí­ sumarse a la enorme pérdida de un espectáculo que no tiene precio: Fito, Estopa, Seguridad Social y una buena final entre el Athletic y el Barcelona

0
0 votos
07-05-2009
Publicidad
El próximo 13 de mayo se celebra la final de la Copa del Rey en Valencia. El Barcelona y el Athletic club de Bilbao se enfrentan en casa che. Para la ocasión la Federación Española de Fútbol habí­a organizado un concierto previo de tremendo tirón: Fito & Fitipaldis en guiño bilbaí­no, Estopa de la obrera Barcelona y Seguridad Social como anfitrión y temple valenciano. Al final Fito ha declinado la invitación. "Estábamos todos… y parió la burra" El próximo 13 de mayo se celebra la final de la Copa del Rey en Valencia. El Barcelona y el Athletic club de Bilbao se enfrentan en casa che. Para la ocasión la Federación Española de Fútbol habí­a organizado un concierto previo de tremendo tirón: Fito & Fitipaldis en guiño bilbaí­no, Estopa de la obrera Barcelona y Seguridad Social como anfitrión y temple valenciano. Al final Fito ha declinado la invitación. "Estábamos todos… y parió la burra"
En un comunicado emitido en su página web y difundido en los medios Fito, a través de su manager el “Polako”, explica las discrepancias con la organización: “El pasado 24 de abril recibimos la llamada del representante de la Federación en la que se nos comenta  que hay un cambio de planes y que hay que añadir la actuación de Manu Guix – profesor de Operación Triunfo – […] Entendemos que con los cambios de última hora se incumple lo acordado, desvirtuándose la idea inicial, pasando de unas actuaciones muy concretas con un sentido concreto de representación de las aficiones, a un acto promocional con un carrusel de artistas”

"Cerramos el acuerdo comprometiéndonos a actuar de manera gratuita, haciéndose la Federación cargo de los viajes y hoteles más las entradas para poder ver la final”. El espíritu del acuerdo estaba claro y la idea entorno a la que puede entenderse que Fito se sume a una propuesta así – por lo mediático – es por afición enfervorecida y la combinación de lo que representan cada uno de los artistas invitados. Con el más absoluto respeto, que ya manifiesta el grupo y el propio Fito en su comunicado, la incorporación de Manu Guix cambia la naturaleza de la propuesta, “de todas todas”.

La Federación lo tiene difícil, porque por una parte una vez anunciada la asistencia del docente triunfito es comprometido retirarla y, al mismo tiempo, la popularidad y el cariño que despierta Fito va mucho más allá del terremoto de “merchandising” que pueda generar OT en diez generaciones.

A parte del disco de diamante por el millón de discos obtenido en el 2007 y haber sido nombrado “ilustre” de la ciudad de Bilbao, Fito representa lo más popular y propio del rock español. Un músico que se ha mantenido entero y que respira honradez en cada cosa que hace.
Cuando la generación del Robe – Extremoduro – seguía apostando por la “autodestrucción creativa”, Fito cogió el camino del buen rock&roll y la construcción de un proyecto de fina factura. Además en los backstage todo el mundo conoce la alergia y el rechazo que Fito y los suyos sienten y profesan por los aledaños del mal llamado “rock vasco” y la música comprometida… con el entorno etarra.

Mucho no se puede hacer, pero sí sumarse a la enorme pérdida de un espectáculo que no tiene precio: Fito, Estopa, Seguridad Social y una buena final entre el Athletic y el Barcelon… ¡vaya por Dios!. Además de manifestar el más lógico respaldo a la decisión de Fito. Que la Federación espabile o se va a ganar el mal gesto de muchos aficionados, porque aunque dicen que la afición futbolera es un estilo de vida, el rock&roll es la propia vida… venderla tan descaradamente, como mínimo es un gesto feo; como mínimo, ¿no?
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad