Escandalosos beneficios trimestrales de bancos y monopolios en plena crisis

A costa de todos nosotros

Lo que hace falta es imponer una drástica redistribución de las rentas, donde las escandalosas ganancias de bancos y monopolios financien la salida a la crisis que nos interesa al paí­s y a la mayorí­a

0
0 votos
07-05-2009
Publicidad
España vive inmersa en la peor recesión de los últimos setenta años. Ya hemos superado oficialmente los cuatro millones de parados, y todas las previsiones apuntan hacia los cinco millones antes de que termine 2009. Las quiebras de pymes, asfixiadas por el endeudamiento y el cierre del grifo del crédito, se han cuadruplicado. La producción industrial ha vuelto a marcar un descenso histórico del 24%. España dobla la tasa de paro europea, y la UE ha confirmado estos dí­as que España permanecerá en recesión hasta el 2011, o incluso hasta el 2012, y será el último paí­s del continente en salir de la crisis. Este es el dramático panorama para todos… ¿para todos? No exactamente. Bancos y monopolios han presentado en el primer trimestre del año unos beneficios escandalosos a pesar de la crisis, superiores incluso a los de sus rivales internacionales.
 (EFE)
(EFE)
España vive inmersa en la peor recesión de los últimos setenta años. Ya hemos superado oficialmente los cuatro millones de parados, y todas las previsiones apuntan hacia los cinco millones antes de que termine 2009. Las quiebras de pymes, asfixiadas por el endeudamiento y el cierre del grifo del crédito, se han cuadruplicado. La producción industrial ha vuelto a marcar un descenso histórico del 24%. España dobla la tasa de paro europea, y la UE ha confirmado estos dí­as que España permanecerá en recesión hasta el 2011, o incluso hasta el 2012, y será el último paí­s del continente en salir de la crisis. Este es el dramático panorama para todos… ¿para todos? No exactamente. Bancos y monopolios han presentado en el primer trimestre del año unos beneficios escandalosos a pesar de la crisis, superiores incluso a los de sus rivales internacionales.
El BBVA ha declarado, solo entre enero y marzo, 1.238 millones de euros de beneficios. Mientras que el Santander ha alcanzado en el mismo periodo ganancias por valor de 2.096 millones de euros, que casi duplican los beneficios registrados por un gigante continental como el Deutsche Bank.
Telefónica se ha convertido en el primer monopolio europeo de telecomunicaciones por capitalización bursátil, superando a Vodafone, calculando unos beneficios de 7.691 millones de euros (más de un billón de las antiguas pesetas) para 2009. Mientras Iberdrola espera ganar 3.500 millones de euros en el mismo año donde el índice de paro en España puede superar el 20%.
No hace falta es un experto en matemáticas para saber que sus beneficios son a nuestra costa.
En plena crisis, los bancos han acumulado todo el capital para sí, estrangulando el acceso al crédito para familias y pymes. Y, para no ver afectados sus ingentes beneficios, han procedido a cobrarnos intereses que triplican o cuadruplican el fijado por el Banco Central Europeo.
El gobernador del Banco de España lanzó la consigna (“reducir gastos y sacar más márgenes de los créditos y los depósitos”), y los bancos no tardaron en seguir su consejo. Aunque la liquidez es escasa, el Banco Central Europeo presta al 1,75% mientras los bancos lo colocan a unos intereses de entre el 6% y el 14%, dependiendo del tipo de crédito.
La propia Comisión Europea se ha encargado de demostrar que Telefónica impone en España los precios más altos para móviles y conexión a internet.
Las eléctricas han inflado ilegalmente los recibos durante los últimos meses, robando a los consumidores cientos de millones.
Y donde no llega la extorsión de los monopolios, aparecen los “planes de rescate” públicos para bancos y monopolios, pagados con nuestro dinero.
El gobierno de Zapatero ya ha regalado 259.000 millones a la gran banca, y prepara un segundo plan de rescate cuyo valor rondará los 100.000 millones. Y acaba de avalar la “deuda eléctrica” con 10.000 millones de euros entregados a los principales monopolios del sector.
Y todo esto, cuando el país está inmerso en la peor recesión desde la Guerra Civil, cuyas consecuencias golpean a trabajadores, pequeños empresarios, pensionistas, agricultores…
¡Basta ya! ¿Cómo que no hay recursos para salir de la crisis? ¿Entonces de dónde han salido los multimillonarios beneficios de bancos y monopolios, o los escandalosos planes de rescate públicos para quien exhibe sustanciosas ganancias?
Lo que hace falta es imponer una drástica redistribución de las rentas, donde las escandalosas ganancias de bancos y monopolios –y los recursos públicos que hoy Zapatero entrega a la oligarquía- financien la salida a la crisis que nos interesa al país y a la mayoría de la población.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad