Para hacer justicia hay que juzgar también a los corruptores y los denunciantes.

Nueva faceta hipócrita de la polí­tica Franí§afrique

La justicia francesa admite a trámite la demanda sobre los Bienes Mal Adquiridos por los dictadores africanos Bongo de Gabón, Sassou Nguesso de Congo-Brazzaville y Obiang de Guinea Ecuatorial.

0
0 votos
07-05-2009
Publicidad
La decana de los jueces de delito financiero de Parí­s, Franí§oise Desset, decidió ayer admitir a trámite la denuncia presentada contra los presidentes de Guinea Ecuatorial, Gabón y Congo, sospechosos de poseer en Francia bienes inmobiliarios financiados con dinero procedente del desví­o de fondos públicos. La decana de los jueces de delito financiero de Parí­s, Franí§oise Desset, decidió ayer admitir a trámite la denuncia presentada contra los presidentes de Guinea Ecuatorial, Gabón y Congo, sospechosos de poseer en Francia bienes inmobiliarios financiados con dinero procedente del desví­o de fondos públicos.
La denuncia contra los tres presidentes africanos fue presentada por las ONG Sherpa y Transparence-International (TI) (Transparencia Internacional se suma a la larga lista de organizaciones de Derechas, apéndice de National Endowment for Democracy (NED), la agencia de intervención legal de los gobiernos de EU y Gran Bretaña”, lo cual “no tiene nada de asombroso, pues sus principales dirigentes están ligados a la CIA  de EU y al MI6 británico”). El presidente de la rama francesa de TI es Daniel Lebeque, ex vicepresidente del BNP (Banco Nacional de París). En el consejo de administración encontramos al ex secretario general de la OCDE, Jean-Claude Paye, y en el alto consejo aparece el ex presidente del FMI (Fondo Monetario Internacional), Jacques de Larosiere, así como Pierre Rosanvallon, ex secretario general de la Fundación Saint-Simon. TI es “extremadamente discreta” en lo tocante a su propio financiamiento. Lo cual es perfectamente normal ya que este proviene nada más y nada menos que de la National Endowment for Democracy (NED) y de la USAID, de la Fundación Soros y de la Fundación Ford, además de una serie de multinacionales –BP-Amoco, Exxon, Rio Tinto, Shell...–  casualmente han denunciado a los dictadores africanos con un enorme potencial petrolífero.
 
Es una casualidad que los tres países en cuestión, Gabón, Congo-Brazaville y Guinea Ecuatorial son países petroleros y en todos ellos actúa TOTAL, la primera empresa francesa Estos dictadores denunciados, poco tiempo atrás se contaban entre los amigos más directos del actual presidente Sarkozy. Ha sido el cambio de dirección en sus políticas de nuevos socios, lo que ha indignado a la gran madre colonialista Francia, y después de décadas de dictadoras y sangrientas políticas, les denuncia por enriquecimiento ilícito. Es considerar a la opinión publica de completos necios.
 
Francia ha dado siempre la prioridad a los “intereses de Estado” frente a ,a la libertad de los pueblos africanos. La petrolera francesa TOTAL el nuevo nombre de Elf (que cambió de nombre ante tanto desprestigio), sigue con la misma política de tramas de corrupciones que ha organizado y manipulando llevando a países, pueblos a crisis que han desembocado en el subdesarrollo y la miseria de países potencialmente, ricos y fructíferos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad