Danza y Baile

Surcos rellenos de sudor

Hay letras escritas en la arena del baile, surcos rellenos de sudor… si se mira se puede leer: Javier Barón.

0
0 votos
06-05-2009
Publicidad
"Dos voces para un baile" es la nueva obra de Javier Barón reconocido por su visión del flamenco desde una óptica respetuosa de las tradiciones y la ortodoxia de las formas. Mientras las corrientes de transformación y fusión en el arte del baile gitano siguen atravesando los escenarios, el bailarí­n sevillano se quita el sombrero ante las costumbres de raí­z: una carrera insondable que escribe sin que se borre. "Dos voces para un baile" es la nueva obra de Javier Barón reconocido por su visión del flamenco desde una óptica respetuosa de las tradiciones y la ortodoxia de las formas. Mientras las corrientes de transformación y fusión en el arte del baile gitano siguen atravesando los escenarios, el bailarí­n sevillano se quita el sombrero ante las costumbres de raí­z: una carrera insondable que escribe sin que se borre.
Javier Barón es una autoridad sobre las tablas. Hace más de treinta años irrumpía pisando fuerte a tacón. Formó parte en los 70´s de las compañías de Luisillo, Rafael de Córdova, Ciro y Rafael Aguilar, recibiendo en el 77 la mención honorífica "Pastora Imperio" en el VIII Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba, y participando en festivales de fecha en el mundo flamenco, como el Festival de Arte Flamenco Antonio Mairena, y el Festival Flamenco Joaquín el de la Paula en su tierra natal.

La década de los 80´s la inauguró con el primer permio del concurso de RTVE. "Gente Joven", y pasando a integrarse en el Ballet Nacional de España, bajo la dirección de Antonio Ruiz Soler y María de Ávila. Al mismo tiempo graba diferentes programas para RTVE. "La buena música", "Arte y artistas Flamencos", y graba los álbumes "Cantaora" de Carmen Linares, " Flamencos en Nueva York" de Gerardo Núñez.  Hasta 1990 recorre el globo en múltiples espectáculos que disparan su prestigio y su arte, y se convierte en integrante del grupo de Víctor Monge "Serranito" donde realiza una importante gira por los países del Este.

En el año 1990, protagoniza un encuentro de lujo: “los tres Giraldillos”, Calixto Sánchez, Manolo Franco y él mismo, además de una saga de actuaciones que muestran ya su consolidación como “monstruo” del baile: "Estrellas de la Bienal" dirigido por José Luis Ortiz Nuevo, Muestra de Flamenco Joven, en Málaga, II Festival de Teatro Flamenco de Alhama, Granada; de Rafael Riqueni, el espectáculo " Mi Tiempo", en la Vi Bienal de Arte Flamenco de Sevilla dentro de la "Noche de los Giraldillos".

Hasta el año 2000, Javier Barón siembra el campo sin descanso a golpe de “zapateao”: bajo la dirección de Carmen linares con música de Rafael Riqueni, y el cante del desaparecido Chano Lobato, participa en la Misa Flamencade Fuenlabrada; graba RTVA los programas "La puerta del Cante" y "Fiebre del Sur"; inaugura el Teatro Maestranza de Sevilla, con el espectáculo "Estrellas de la Bienal" y el Auditorio de la Cartuja de Sevilla con un elenco de artistas entre los que se encontraba Camarón de la Isla; participa en XII Festival Flamenco de Barcelona; en el 1992, entre otros participa en la bienal de Danza de Lyón, en los ciclos "Flamencos en Francia", en París… ; interviene en el espectáculo "Mediterráneo" dirigido por JL Ortiz Nuevo y JL Castro.

En la segunda mitad de la década se subraya como solista en espectáculos en Japón, o en el Festival Flamenco de Montpellier, Francia; junto a Paco Peña por Autralia, con José Monge "Seranito", en Canadá; en el Festival Internacional de Danza de Viena " Tanz 96", con el espectáculo "De Joven Arte Flamenco" en la Opera de Gratz, y las ediciones VIII y IX de la Bienal de Arte Flamenco de Sevilla, participando en la última en el espectáculo dirigido por Manuel Soler, " Por Aquí te quiero ver", donde obtiene un gran éxito; graba también el álbum "La mujer en el cante" de Carmen Linares y dirige el primer taller de Creación en Danza del Centro Andaluz de Danza.

A finales de los 90´s crea su propia compañía, estrenando el espectáculo " Pajaro Negro", con la colaboración especial de Ramón Oller, en el Teatro Central de Sevilla, con el que obtiene un importante éxito de público y crítica.

La Bienal de Arte Flamenco de Sevilla, en su X edición encarga a la Cia Javier Barón, la creación del espectáculo "Solo por Arte" y participa poco después como solista en el Festival de Música Celta de Glasgow, Escocia, en el Espectáculo del gaitero Carlos Núñez.

Dentro de la gira que lleva su primer espectáculo como director de su propia compañía por todo el mundo, participa en la Fiesta Ibero América de la ciudad de Holguín, en Cuba, donde además imparte cursos especializados de Baile Flamenco a los centros de danza de la Habana y otras comunidades cubanas….
El pasado domingo concluyó las representaciones en el Teatro de Madrid con su último espectáculo “Dos voces para un baile”…. Hay letras escritas en la arena del baile que nadie puede borrar, surcos rellenos de sudor… si se mira se puede leer: Javier Barón.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad