Se cuadruplica el número de pymes en suspensión de pagos

¿Para cuándo un plan de rescate para las pymes?

Zapatero -que ya se ha gastado 259.000 millones de euros en rescatar a la banca-, no contempla ningún plan de rescate para unas pymes que suponen el 90% del empleo y el tejido productivo en España

0
0 votos
06-05-2009
Publicidad
La caí­da del consumo y el fuerte aumento del paro en España han casi cuadruplicado el número de pymes que se han declarado en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) entre enero y marzo. Para la historia quedará este primer trimestre de 2009 con un negro récord, tras registrar un fuerte avance del 266,6% por el efecto dominó que originan las quiebras de las grandes empresas en sus proveedores y demás acreedores. Las pymes están asfixiadas por el sobreendeudamiento -que les hace enfrentar innumerables pagos financieros-, o el cierre del crédito o los abusivos intereses que exigen los bancos. Pero Zapatero -que ya se ha gastado 259.000 millones de euros en rescatar a la banca-, no contempla ningún plan de rescate para unas pymes que suponen el 90% del empleo y el tejido productivo en España.
 (EFE)
(EFE)
La caí­da del consumo y el fuerte aumento del paro en España han casi cuadruplicado el número de pymes que se han declarado en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) entre enero y marzo. Para la historia quedará este primer trimestre de 2009 con un negro récord, tras registrar un fuerte avance del 266,6% por el efecto dominó que originan las quiebras de las grandes empresas en sus proveedores y demás acreedores. Las pymes están asfixiadas por el sobreendeudamiento -que les hace enfrentar innumerables pagos financieros-, o el cierre del crédito o los abusivos intereses que exigen los bancos. Pero Zapatero -que ya se ha gastado 259.000 millones de euros en rescatar a la banca-, no contempla ningún plan de rescate para unas pymes que suponen el 90% del empleo y el tejido productivo en España.
La estadística de Procedimiento Concursal hecha pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE) pone en evidencia que este inicio de año está siendo la peor fase de la crisis hasta la fecha, ya que las suspensiones de pagos han repuntado un 44% con respecto a los tres últimos meses de 2008. Sin embargo, todavía puede ser peor. De hecho, la firma de servicios legales y auditoria KMPG augura un crecimiento "sostenido, imparable y significativo" en los concursos de acreedores hasta cerrar el año.
Entre enero y marzo, el número de ciudadanos insolventes se triplicó, en tanto que las empresas y autónomos en concurso de acreedores aumentaron un 278,3%, lo que representa que se han multiplicado casi por cuatro frente a un año antes.
Tres de cada diez empresas insolventes tenían como actividad principal la construcción y la promoción inmobiliaria. Pero las quiebras ya afectan en mayor proporción a las empresas relacionadas con la industria y la energía, responsables del 52,2% de las suspensiones de pagos.
El 60% de las empresas que quebraron fueron pymes, al tener un volumen de negocio inferior a dos millones de euros y ser mayoritariamente sociedades de responsabilidad limitada. Asimismo, cuatro de cada diez del total de empresas concursadas en el primer trimestre del año se concentró en el tramo de 10 a 49 asalariados.
¿Qué hace el gobierno para frenar esta sangría? La última línea de créditos del ICO a las pymes, valorada en 3.000 millones de euros, apenas representa 3l 3,3% de los 90.000 millones que prepara para el segundo plan de rescate bancario.
Y la reforma de la ley concursal, aprobada por el gobierno el 27 de marzo, tal y como denuncia KPMG Abogados, “no ha introducido ningún elemento significativo para frenar este incremento imparable del número de concursos”.
La única modificación sustancial ha sido para asegurar a la banca el cobro de los créditos contraídos por las empresas quebradas.
Todo el dinero y los esfuerzos los dedica Zapatero a rescatar a la banca, mientras las pymes –que sostienen el 90% del empleo y del tejido productivo- agonizan conforme avanza la crisis.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad