Salgado: hay "sobrecapacidad" en el sistema financiero español

Padrinos con nuestro dinero

La ministra de Economí­a, Elena Salgado, asegura que el sistema financiero español tiene un problema de "sobrecapacidad" que le impide ser "solvente y robusto". Lo mismo que piensan Botí­n o González.

0
0 votos
06-05-2009
Publicidad
El sector bancario se prepara para una nueva concentración de capital bajo la eterna ley de que "el pez gordo se come al chico". La vicepresidenta segunda de Zapatero ha reconocido que el gobierno, a petición del propio sector bancario, prepara ya la hoja de ruta que han de seguir las entidades bancarias para llevar a cabo una reestructuración del sector. El sector bancario se prepara para una nueva concentración de capital bajo la eterna ley de que "el pez gordo se come al chico". La vicepresidenta segunda de Zapatero ha reconocido que el gobierno, a petición del propio sector bancario, prepara ya la hoja de ruta que han de seguir las entidades bancarias para llevar a cabo una reestructuración del sector.
Según ha declarado la ministra de Economía en una primera fase serán las propias entidades las que han de llegar a acuerdos privados para la absorción de las más pequeñas con dificultades por las más grandes. Para este primer ajuste, además de los 250.000 millones de euros del primer “plan de rescate” con el que se estaría saneando la banca, el gobierno pondrá a disposición de las entidades los fondos de garantías de depósitos de bancos y cajas del Banco de España, unos 9.000 millones de euros.
La segunda fase se pondrá en marcha para aquellas entidades que no hayan podido ser absorbidas en la primera. Es decir, para aquellas, cajas sobre todo, que están completamente en quiebra y cuyos agujeros necesitan una inyección directa de capital. Para esos casos el gobierno prepararía un fondo de rescate del Bando de España, el llamado Fondo de Reordenación Bancaria (FROP), que podría estar dotado de unos 90.000 millones de euros de entrada.
Así, saneadas con el dinero de todos los españoles se les entregarían a los “peces gordos” de la banca. Apadrinan la concentración del capital, eso sí, con nuestro dinero.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad