El dato del dí­a

Por cada euro para fomentar el empleo se destinan cuatro a prestaciones

El aumento desbocado del paro ha disparado el gasto en protección por desempleo. De los 15.300 millones de euros de hace dos años, hemos pasado al doble: 31.000 millones de euros este año.

0
0 votos
04-05-2009
Publicidad
Unos datos que vienen a poner de manifiesto un gravísimo desequilibrio entre lo que el Estado invierte en fomentar el empleo y la formación profesional de los parados y los recursos que destina a la protección pasiva de los desempleados. En 2009 sólo 7.200 millones de euros para fomento del empleo y formación, frente a los 31.000 millones de euros para el pago de las prestaciones. O lo que es lo mismo, ¡por cada cuatro euros que se destinan a pagar a los parados, sólo se invierte uno en fomentar la creación de empleo!
En apenas dos años se ha duplicado el desequilibrio. Así en 2007 por cada dos euros destinados a proteger pasivamente a los parados se invertía uno en formación y fomento de la contratación.
Este es un desequilibrio que en tiempos de crisis agrava la situación, ya que la mayor parte de los recursos se consumen en políticas de protección pasiva, o sea la que no genera ninguna riqueza ni empleo.
El problema no es, como dice el gobierno y dirigentes sindicales y de cierta izquierda, gastar cada vez más en los desempleados. Tampoco, evidentemente, como dice la gran patronal y la “oposición” de derechas tirar de los recortes sociales. El problema es, cómo poner en marcha la liberación de recursos (ahorro en gastos suntuosos, burocráticos e improductivos; aplicación de otra política fiscal progresiva sobre beneficios, aplicación de una escala salarial máxima y mínima...) no sólo para aumentar las coberturas sociales sino para disponer de tantos o mas recursos para invertir en la economía productiva que cree riqueza y empleo.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad