La nueva Ley Educativa eliminará el castellano

La ley del catalán obligatorio

Esto es una ley antidemocrática que impone a la ciudadaní­a catalana, en este caso, en la misma educación, el catalán como única lengua de Cataluña, como "expresión concentrada de la nación catalana".

5
1 votos
04-05-2009
Publicidad
Con la nueva Ley Educativa (LEC) que va a aprobarse esta semana, con toda seguridad, en el Parlamento de Cataluña, se intenta imponer un modelo lingüí­stico que pueda transgredir la norma estatal e implantar el monolingüismo en el sistema educativo. Asignaturas, material didáctico, circulares, libros de texto... todo se hará exclusivamente en catalán, que pasarí­a a ser la única lengua de uso en los colegios. La ley, que cuenta con el apoyo de la mayorí­a de los grupos polí­ticos presentes, también rebaja de cinco años a uno el derecho a recibir la primera enseñanza en castellano y lo reduce a la atención individualizada. El español ha quedado a un nivel inferior al inglés, dos horas semanales frente a tres, y las asignaturas, excepto lengua y literatura castellana y lengua extranjera, se imparten exclusivamente en catalán, la única lengua permitida para enseñar. La ley exige "el conocimiento suficiente y adecuado del catalán" por parte de los profesores, además de "conocimientos sobre las instituciones y la cultura de Cataluña". Se obliga a los profesores a hablar en catalán en "todos los ámbitos del centro educativo". Nada se dice del castellano ni de España. Con la nueva Ley Educativa (LEC) que va a aprobarse esta semana, con toda seguridad, en el Parlamento de Cataluña, se intenta imponer un modelo lingüí­stico que pueda transgredir la norma estatal e implantar el monolingüismo en el sistema educativo. Asignaturas, material didáctico, circulares, libros de texto... todo se hará exclusivamente en catalán, que pasarí­a a ser la única lengua de uso en los colegios. La ley, que cuenta con el apoyo de la mayorí­a de los grupos polí­ticos presentes, también rebaja de cinco años a uno el derecho a recibir la primera enseñanza en castellano y lo reduce a la atención individualizada. El español ha quedado a un nivel inferior al inglés, dos horas semanales frente a tres, y las asignaturas, excepto lengua y literatura castellana y lengua extranjera, se imparten exclusivamente en catalán, la única lengua permitida para enseñar. La ley exige "el conocimiento suficiente y adecuado del catalán" por parte de los profesores, además de "conocimientos sobre las instituciones y la cultura de Cataluña". Se obliga a los profesores a hablar en catalán en "todos los ámbitos del centro educativo". Nada se dice del castellano ni de España.
Esto es una ley antidemocrática que trata de imponer a la ciudadanía catalana, en este caso, en la misma educación, el catalán como única lengua de Cataluña, como “expresión concentrada de la nación catalana” ¿Defiende esta ley el catalán? No. Utiliza el catalán como forma de imponer el nacionalismo excluyente. A costa de convertirlo en una lengua impuesta al estilo franquista. Y lo único que produce es rechazo. Esta ley es, en realidad, enemiga del catalán. Porque en Cataluña conviven las dos lenguas. Donde, en realidad, el catalán se utiliza tanto en casa, en el trabajo, con los amigos, como se utiliza el castellano.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad