Bruselas pronostica que la recesión persistirá en España hasta 2012

Lo peor está por llegar

Lo peor es que, a diferencia de los principales paí­ses europeos, que pueden entrar en 2010 en la senda de la recuperación, en España la recesión se prolongará hasta 2011, o incluso hasta el 2012

0
0 votos
05-05-2009
Publicidad
Ha bastado que Zapatero afirmara, en un nuevo intento por engañar sobre las terribles consecuencias de la crisis, que "es probable que lo peor haya pasado ya", para que los pronósticos de todos los organismos internacionales volvieran a reafirmar justamente lo contrario, que España será el paí­s desarrollado que más sufrirá los envites de la recesión. La Comisión Europa acaba de pronosticar una disminución del PIB del 3,2% para este año, y un incremento del paro hasta el 20,5% en 2010. Pero lo peor es que, a diferencia de los principales paí­ses europeos, que pueden entrar en 2010 en la senda de la recuperación, en España la recesión se prolongará hasta 2011, o incluso hasta el 2012.
 (EFE)
(EFE)
Ha bastado que Zapatero afirmara, en un nuevo intento por engañar sobre las terribles consecuencias de la crisis, que "es probable que lo peor haya pasado ya", para que los pronósticos de todos los organismos internacionales volvieran a reafirmar justamente lo contrario, que España será el paí­s desarrollado que más sufrirá los envites de la recesión. La Comisión Europa acaba de pronosticar una disminución del PIB del 3,2% para este año, y un incremento del paro hasta el 20,5% en 2010. Pero lo peor es que, a diferencia de los principales paí­ses europeos, que pueden entrar en 2010 en la senda de la recuperación, en España la recesión se prolongará hasta 2011, o incluso hasta el 2012.
Las malas perspectivas sobre la economía española se acumulan. Según ha hecho público la Comisión Europea, el Producto Interior Bruto de España caerá este año el 3,2% y el déficit público continuará aumentando, hasta llegar al 8,6% del PIB con el paro disparado hasta el 20,5% en 2010.
En 2010, el ejecutivo de la UE cree que la economía española seguirá a la baja, un 1%. El déficit público, por su parte, no dejará de crecer y alcanzará, si no hay cambio de políticas, el 9,8% del PIB el año que viene.
Es ya la crisis más destructiva de la democracia, que padeció otro breve periodo recesivo en los años ochenta y noventa del siglo pasado. Y, si las previsiones se cumplen, será de largo, la más extensa. El PIB dará marcha atrás, al menos, durante dos años (ocho trimestres). Para hallar un periodo de contracción de la actividad económica similar hay que retrotraerse a la Guerra Civil.
Aunque la contracción de la economía española será menor este año que la de otros países de la UE, la recuperación será mucho más lenta. Así, la economía alemana retrocederá un 5,4% este año pero volverá a cifras positivas (0,3%) en 2010. Lo mismo ocurre en el caso de Italia (-4,4% y 0,1%) e incluso Reino Unido (-3,8% y 0,1%).
Para España las proyecciones anuncian que nuestra recuperación no comenzará antes de 2011, aunque quizá pudiera retrasarse hasta el 2012.
La Comisión Europea culpa a los “desequilibrios” de la economía española, como la baja competitividad, el elevado déficit por cuenta corriente o el hundimiento de la construcción, como causas que dificultan la recuperación.
La columna vertebral del modelo productivo que ha permitido a bancos, constructoras y grandes monopolios acumular ingentes beneficios en la última década nos condena ahora a sufrir con mayor gravedad los efectos de la crisis.
Eso sí, bancos y monopolios siguen presentando beneficios incluso mayores que los de sus rivales europeos.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad