Gripe porcina

El caso del niño rico que murió de gripe en EEUU

No queda despejada la duda sobre si el bebé muerto en EEUU era un caso importado de Méjico o no.

0
0 votos
01-05-2009
Publicidad
Aunque algunas ví­ctimas fatales de la gripe A en México eran pobres y difí­cilmente tení­an acceso a un buen servicio de salud, el bebé que se convirtió en la primera ví­ctima del padecimiento en territorio estadounidense era nieto de Mario Vázquez Raña, uno de los empresarios más acaudalados de Méjico. . Aunque algunas ví­ctimas fatales de la gripe A en México eran pobres y difí­cilmente tení­an acceso a un buen servicio de salud, el bebé que se convirtió en la primera ví­ctima del padecimiento en territorio estadounidense era nieto de Mario Vázquez Raña, uno de los empresarios más acaudalados de Méjico. .
El niño que murió en EEUU por la cepa H1N1 de gripe porcina fue identificado como Miguel Tejada Vázquez  por Greg Compean, de Compean Funeral Home en Houston. El niño murió, de 21 meses, el lunes 27 de abril en un hospital de Houston.

En la prensa local, en concretp el diario Houston Chronicle,  informó que el abuelo del niño es Vázquez Raña, de 76 años, dirigente del Comité Olímpico Mexicano, miembro del consejo de 15 miembros del Comité Olímpico Internacional y  dueño de la Organización Editorial Mexicana, un auténtico imperio mediático que agrupa a 41 diarios mexicanos, principalmente fuera de la capital mexicana.

A mediados de la década de los 80, fue propietario del servicio noticioso United Press International (UPI) durante casi dos años y familiares suyos (el tío abuelo del niño, Olegario Vázquez Raña) poseen varias emisoras de radiodifusión, uno de los principales diarios de la ciudad de México y de los hoteles Camino Real. Olegario Vázquez Raña controla además la cadena de hospitales Angeles, una de las principales empresas privadas del sector salud en México.

Miguel era el hijo más pequeño de los seis que tenía Miriam Vázquez, hija de Mario Vázquez Raña, y el arquitecto José Manuel Tejeda, informó el diario. Cuando el hospital en Brownsville reconoció que no podía ayudar más al menor, Miguel fue transportado al Hospital Infantil de Texas en Houston, donde murió.

Compean dijo que el cadáver fue incinerado y la familia volvió a México.

Sobre si el niño venía ya de Méjico enfermo o adquirió la gripe en Estados Unidos, el diario local informa que el pequeño había estado con su familia en Brownsville, Texas, durante "buena parte de abril", lo cual descartaría, en principio, que viniera con ella. Pero cuando se precisa la fecha de presentación de los síntomas, un día después de que lo llevaron al lujoso centro comercial Galleria de Houston, el 7 de abril, la duda está en que "buena parte de abril" es del 1 al 6 de abril, un tiempo que entra perfectamente en el perídodo de incubación de la enfermedad (hasta diez días). Por lo que no quedan despejadas las dudas que suscitaron los propios Centros para el Control de Enfermedades de Atalanta cuando declaró el primer fallecimiento en EEUU pero a la vez matizó que se trataba de un niño mejicano.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad