Música

No se habla de Woody.

…escribí­a también en una columna del periódico del Partido Comunista "People´s Daily World", y con los Almanac Singers encabezó una lí­nea contundentemente antifascista.

0
0 votos
02-05-2009
Publicidad
A finales de los años 30, Woody Guthrie se lanzó a la defensa de los asolados por la crisis del 29. Esta leyenda de la música popular norteamericana escribió sobre la seca tierra del oeste las más contundentes denuncias y homenajes a las clases populares, a los "desheredados" por la voracidad del creciente Imperio. Woody se convirtió en la voz independiente del pueblo norteamericano aunque no reconocido realmente hasta prácticamente su muerte en 1967. Durante la II Guerra Mundial sirvió en la Marina, y se ha convertido en un sí­mbolo la leyenda que escribió en su guitarra: "This machine kills fascists" - esta máquina mata fascistas -. Como la música negra, el country de los "outlaws" como Woody es el cuchillo musical con más filo que ha producido la tradición norteamericana. Justin Townes Earle pone una pica en Flandes y reivindica su legado: "Midnight at the movies" sale a la venta este domingo 3 de mayo.
 Woody Guthrie
Woody Guthrie
A finales de los años 30, Woody Guthrie se lanzó a la defensa de los asolados por la crisis del 29. Esta leyenda de la música popular norteamericana escribió sobre la seca tierra del oeste las más contundentes denuncias y homenajes a las clases populares, a los "desheredados" por la voracidad del creciente Imperio. Woody se convirtió en la voz independiente del pueblo norteamericano aunque no reconocido realmente hasta prácticamente su muerte en 1967. Durante la II Guerra Mundial sirvió en la Marina, y se ha convertido en un sí­mbolo la leyenda que escribió en su guitarra: "This machine kills fascists" - esta máquina mata fascistas -. Como la música negra, el country de los "outlaws" como Woody es el cuchillo musical con más filo que ha producido la tradición norteamericana. Justin Townes Earle pone una pica en Flandes y reivindica su legado: "Midnight at the movies" sale a la venta este domingo 3 de mayo.
“This Land is Your Land” es la canción social por excelencia, la más versionada y un clásico para los “songwriters” norteamericanos.

Nacido en Okemah, Oklahoma, formó parte de uno de los sectores que más duramente sufrieron las consecuencias de la crisis, los “okies”, que emigraban en masa desde Kansas, Tennessee, Georgia y Texas, en dirección al este californiano huyendo de la hambruna y la pobreza.

Hasta finales de la década de los cincuenta su música se convirtió en la punta de lanza del movimiento comunista en EEUU, y cada vez más en una referencia para amplísimos sectores de izquierdas. Militó durante años en el Industrial Workers of the World; escribía también en una columna del periódico del Partido Comunista “People´s Daily World”, y con los Almanac Singers encabezó una línea contundentemente antifascista.

En 1948 escribió  "Deportee (Plane Wreck At Los Gatos)", poema en el que rendía homenaje a 28 campesino mexicanos que perecieron en un accidente de avión cuando iban a ser deportados, y que musicó Martin Hoffman una década más tarde; o “Pastures of Plenty” en la que se refleja la explotación a la que son sometidos los trabajadores inmigrantes.

Ya a mediados de década de los cincuenta su alcoholismo y la enfermedad de Hungtington dieron con sus huesos en dos hospitales psiquiátricos consecutivamente, hasta su fallecimiento 17 años después.

Justin Townes Earle, hijo del músico country Steve Earle y seguidor como su padre de Townes Van Zandt - “el mejor compositor de canciones de todos los tiempos” – mantiene viva la tradición representando a una nueva generación folk – The Felices Brothers o Old Crow Medice Show – portadores de las raíces populares de la música norteamericana.

Aunque no se hable de ella, ésta es la música que se escribió en EEUU. Parece que la rebelión negra ha podido ser asumida progresivamente, pero todavía se echa tierra sobre el corazón revolucionario de la generación de Woody y herederos. Pese a que Bruce Springsteen haya dado buena cuenta de ello, no se habla de ella.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad