El informe del Departamento de Estado sobre el Terrorismo

El doble rasero de EE UU

"Es una inmoralidad, una agresión a la dignidad de los pueblos del mundo continuar un dí­a más con el salvaje atropello al pueblo cubano", declaró

0
0 votos
02-05-2009
Publicidad
Sobre el documento unilateral estadounidense, Chávez denunció que si algún gobierno ha utilizado métodos terroristas e ilegales para atacar a los pueblos de América Latina, ese ha sido el estadounidense. "Si algún gobierno ha arremetido contra los pueblos de América Latina (...) utilizando instrumentos ilegales, violentos, terroristas, ese ha sido precisamente el imperio de EE.UU.", insistió.
 "Es una inmoralidad, una agresión a la dignidad de los pueblos del mundo continuar un dí­a más con el salvaje atropello al pueblo cubano", declaró y añadió que el cambio no se trata de discursos y sonrisas sino de hechos.(EFE)
"Es una inmoralidad, una agresión a la dignidad de los pueblos del mundo continuar un dí­a más con el salvaje atropello al pueblo cubano", declaró y añadió que el cambio no se trata de discursos y sonrisas sino de hechos.(EFE)
Sobre el documento unilateral estadounidense, Chávez denunció que si algún gobierno ha utilizado métodos terroristas e ilegales para atacar a los pueblos de América Latina, ese ha sido el estadounidense. "Si algún gobierno ha arremetido contra los pueblos de América Latina (...) utilizando instrumentos ilegales, violentos, terroristas, ese ha sido precisamente el imperio de EE.UU.", insistió.
El primero en repudiar el informe del Departamento dirigido por Hillary Clinton fue el gobierno cubano. "No reconocemos ninguna autoridad polí­tica ni moral al gobierno de los Estados Unidos para certificar buenas o malas conductas", aseguró el canciller Bruno Rodrí­guez. Según Washington, durante el año pasado el gobierno de Raúl Castro dio refugio a miembros de ETA, y de la puertorriqueña Boricua Popular. Además, apoyó públicamente la lucha por el poder colombiano de las FARC.

"Jamás el territorio cubano se ha utilizado para financiar o ejecutar actos terroristas contra los Estados Unidos de América. El Departamento de Estado que emite esos informes no podrí­a decir lo mismo", dijo.

"La posición de Cuba contra toda manifestación y forma de terrorismo donde quiera que se cometa, contra cualquier estado que se cometa, en cualquier forma que se realice, con cualquier propósito que se proclame, es clara y consistente con su actuación", agregó.

Los Estados considerados patrocinadores de terrorismo no pueden recibir ayuda económica de Estados Unidos ni gozar de beneficios comerciales ni tratados financieros, entre otras prohibiciones. Ninguna de estas sanciones afecta a la isla, ya que todas ya están contempladas en el bloque comercial. Quizá por eso ninguno de los funcionarios que hablaron en la emblemática Plaza de la Revolución mencionaron el informe norteamericano, que tampoco fue mencionado en la prensa local.

El presidente venezolano Hugo Chávez denuncio el imforme. Según el Departamento de Estado, su gobierno deja desprotegida la frontera con Colombia, permitiendo el paso de guerrilleros a su territorio. Para el mandatario venezolano, la crí­tica es una "infamia" y un nuevo ataque contra su gobierno. "El dice que tiene la voluntad de hacer cambios, pero no se trata de discursos ni sonrisas, se trata de realidades, de hechos", dijo, enojado. Para el lí­der venezolano la única forma de demostrar su voluntad de cambio es levantando el bloqueo contra Cuba, como volvió a pedir ayer el presidente Raúl Castro en la emblemática Plaza de la Revolución en La Habana.

Al dirigirse a su colega estadounidense, Barack Obama, Chávez le pidió que demostrara que de verdad llegó al poder para hacer cambios, y en nombre de esos cambios instó a la Casa Blanca a levantar el bloqueo económico a Cuba.

"Es una inmoralidad, una agresión a la dignidad de los pueblos del mundo continuar un dí­a más con el salvaje atropello al pueblo cubano", declaró y añadió que el cambio no se trata de discursos y sonrisas sino de hechos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, criticó también al Gobierno de Barack Obama por continuar con la "maquinaria imperial" que, en su opinión, representan los informes como el divulgado hoy sobre terrorismo por el Departamento de Estado.

"El informe que nosotros estamos conociendo del Departamento de Estado tiene mucho de George W. Bush (anterior presidente de EEUU). Tiene mucho de esa vieja maquinaria imperial y demuestra claramente lo que es la contradicción en la Administración norteamericana", dijo Maduro en declaraciones a periodistas en La Habana.

Obama mantiene un discurso que por un lado "extiende la mano amistosa" con "promesas de cambio", pero "la verdad verdadera es que hay una maquinaria imperial que pretende dictarnos pautas, que pretende calificarnos, que pretende juzgar a paí­ses soberanos como Venezuela", afirmó.

Irán, se llevó la peor parte del informe. "Irán sigue siendo el Estado patrocinador más activo del terrorismo", sentenció el Departamento de Estado. Según la Inteligencia norteamericana, la unidad de élite de los Guardianes de la Revolución iraní­es, la Al-Qods, da apoyo logí­stico al movimiento radical palestino Hamas, al Hezbolá libanés, a los grupos insurgentes chií­tas en Irak y a los talibán en Afganistán.

En cuanto a Siria, también acusó a ese gobierno de apoyar con fondos y armas a Hezbolá en el Lí­bano y a los grupos palestinos más extremistas, que se oponen a un proceso de paz con Israel. Poco importaron los esfuerzos de Damasco para estabilizar uno de los frentes militares estadounidenses, Irak. "Aunque dirigentes sirios e iraquí­es se reunieron frecuentemente tanto en privado como en público el año pasado para conversar sobre el fortalecimiento de los controles en la frontera y otras medidas necesarias para combatir el flujo de combatientes extranjeros en Irak, hubo pocos resultados tangibles", señaló el informe.

El cuarto vetado por Washington es Sudán. "Militantes de Al Qaida en el Magreb islámico (la rama norafricana de la red terrorista de Osama Bin Laden) todaví­a viven en Sudán", denunció el informe, que también alertó sobre la alianza del gobierno sudanés con el grupo palestino Hamas.

Esa misma "comunidad de inteligencia" de Estados Unidos que emite los informes es responsable del genocidio cometido por las dictaduras militares que impuso y sostuvo Estados Unidos en toda América Latina en el siglo pasado, para citar sólo una región del mundo. Y de aplicar el terrorismo en forma constante contra Cuba, desde hace casi medio siglo. ¿Y cómo no recordar lo que hizo esa comunidad de inteligencia en Indonesia, responsable de un millón de asesinados, después de ser llevado al poder por Estados Unidos en 1965. Fue la Cia y otros miembros de "la comunidad de inteligencia" los que también apoyaron a ese gobierno criminal -como a tantos otros-durante 30 años, en los que siguió asesinando. No existe uno, ni un solo paí­s, donde Washington no haya dejado su paso una cruenta estela de muerte y destrucción.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad