Literatura

El tesoro de Sierra Madre

B. Traven, prototipo del "escritor oculto", publicó en 1927 esta novela sobre "lo que el oro hace en el ama de los hombres", que acaba de editar El Acantilado

0
0 votos
02-05-2009
Publicidad
La editorial El Acantilado acaba de poner en las librerí­as "El tesoro de Sierra Madre", la novela más importante del enigmático escritor, ¿americano?, ¿alemán?, ¿mexicano?, B. Traven, y que sirvió de base a la pelí­cula homónima, dirigida en 1947 por John Huston, interpretada por Humprhey Bogart y Walter Huston, con música de Max Steiner, una de las mejores pelí­culas de todos los tiempos y una exploración grandiosa de cómo "el oro acaba con el alma del hombre" y "nos destruye siempre". La editorial El Acantilado acaba de poner en las librerí­as "El tesoro de Sierra Madre", la novela más importante del enigmático escritor, ¿americano?, ¿alemán?, ¿mexicano?, B. Traven, y que sirvió de base a la pelí­cula homónima, dirigida en 1947 por John Huston, interpretada por Humprhey Bogart y Walter Huston, con música de Max Steiner, una de las mejores pelí­culas de todos los tiempos y una exploración grandiosa de cómo "el oro acaba con el alma del hombre" y "nos destruye siempre".
El enigma de B. Traven permanece incólume todavía. Nada se sabe con certeza sobre él. Toda su biografía está envuelta en una densa neblina y nada de lo que sabemos sobre ella es indiscutible. Se cree que pudo nacer en Chicago hacia 1890, en el seno de una familia de inmigrantes alemanes que, probablemente volvieron a su país. Sus andanzas revolucionarias (dicen que fue uno de los líderes intelectuales de la efímera república soviética de Baviera, proclamada y aplastada en 1919) pueden ser la causa más probable de que saliera por pies de Alemania y acabara en el México revolucionario de las primeras décadas del siglo. Tal vez durante un tiempo fue marino profesional. Durante 25 años vivió con una personalidad oculta en Tampico, Acapulco y Ciudad de México. Es posible que fuera el hombre que se casó en 1957 con Rosa Elena Luján, la traductora de sus libros al español. Tal vez fue el hombre que se presentó ante John Huston durante el rodaje de "El tesoro de Sierra Madre", en México, afirmando ser el representante de B. Travis. Y casi con toda seguridad es el hombre que, en 1941, envió a su agente literario una carta en la que aclaraba: "Todo mi misterio consiste en que odio a los columnistas, reporteros y críticos que no saben nada respecto a los libros sobre los que escriben. No hay mayor alegría ni satisfacción para mí que el hecho de que nadie sepa que soy escritor cuando me presentan a la gente y voy a los sitios. Sólo así puedo ser yo mismo y no sentirme obligado a actuar. Sólo así puedo decir lo que me plazca sin que algún pedante o intelectual me recuerde que un escritor de tanta reputación no debería decir tonterías. Si esta actitud mía es considerada misteriosa..., me pregunto qué espera la gente de alguien que que realmente sea un misterio".

B. Travis escribió una obra prolífica, que llegó a ser traducida a 44 idiomas. Sus principales relatos corresponden a los años veinte: "El barco de la muerte" (1926), "El puente en la selva" (1929), "La rosa blanca" (1929), pero toda su obra quedó en cierto modo eclipsada por el fulgor extraordinario de "El tesoro de Sierra Madre" (1927), sobre todo después de que, en 1947, John Huston la transformara en una de las películas más grandes de todos los tiempos y en una fábula revolucionaria sobre cómo el oro acaba con el alma de los hombres, cómo los destruye inevitablemente, cómo la ambición liquida a la amistad y a la camaradería. Una fábula imperecedera.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad