Televisión

El paracaidista erudito

José Manuel Lúcia, militar de profesión, batió ayer todos los récords en el veterano y popular concurso Pasapalabra.

0
0 votos
30-04-2009
Publicidad
37 programas rozando la victoria, récord de permanencia que ha hecho que la audiencia acabara familiarizándose con este concursante, y un bote de 360.000 euros que consiguió con tiempo más que de sobra, han hecho que este militar asturiano pase a la historia de la televisión. El concurso Pasapalabra -sin duda uno de los mejores programas que actualmente emite Telecinco- es, después de nueve años en antena, uno de los programas que mejor han sabido conjugar la difusión cultural, basada en el conocimiento de nuestra lengua, con el entretenimiento más popular y accesible. Ciudadanos de "a pie" demuestran su dominio del castellano, ayudados por personajes famosos que demuestran en ocasiones lo lejos que están del nivel de conocimientos de estos concursantes anónimos.
 El paracaidista erudito
37 programas rozando la victoria, récord de permanencia que ha hecho que la audiencia acabara familiarizándose con este concursante, y un bote de 360.000 euros que consiguió con tiempo más que de sobra, han hecho que este militar asturiano pase a la historia de la televisión. El concurso Pasapalabra -sin duda uno de los mejores programas que actualmente emite Telecinco- es, después de nueve años en antena, uno de los programas que mejor han sabido conjugar la difusión cultural, basada en el conocimiento de nuestra lengua, con el entretenimiento más popular y accesible. Ciudadanos de "a pie" demuestran su dominio del castellano, ayudados por personajes famosos que demuestran en ocasiones lo lejos que están del nivel de conocimientos de estos concursantes anónimos.
Como dice el presentador, Cristian Gálvez, al finalizar cada programa, “hablar bien es gratis, no me sean tacaños”. José Manuel Lúcia ya no tiene ningún motivo para serlo. Un rostro impasible, serio pero cordial, inteligente pero respetuoso y amable con sus adversarios, ha conseguido conectar con el público y devolver a este programa de entretenimiento y cultura los índices de audiencia que merecía.
 
Lúcia, paracaidista de profesión, completó el famoso “rosco final” sin inmutarse, completando en su primera intervención 23 de los 25 términos ocultos en esta rueda alfabética. Hasta que pronunció “Pasa palabra”. De “amaestrar” a “uxoricida”, sus repuestas englobaron “matrona”, “patraña” y “otomano”. Incluso “regimiento”, con la que Lúcia, dado su oficio, se permitió esbozar una sonrisa.
 
José Manuel Lúcia ha saltado de repente a la fama gracias a sus dilatados conocimientos, haciendo gala de una timidez más que reñida con la dinámica de cualquier programa de televisión, y metiéndose en el papel de fenómeno mediático aún en contra de su voluntad. Sin embargo sus primeros seguidores eran los miembros del equipo de realización, que le habían apodado “El Fenómeno”, aunque el se empeñaba en repetir que “esto de la tele no es lo suyo”.
 
El concurso Pasapalabra , producido por Boca a Boca, se emite en Telecinco desde julio de 2007, después de una anterior etapa de siete años en Antena 3, donde se entregó el premio más grande de la televisión en España: 2.190.000 euros, que recibió Eduardo Benito. Durante todo este tiempo, y pese a los altibajos de audiencia, ha conseguido permanecer en antena ininterrumpidamente, convirtiéndose en el segundo concurso de preguntas y respuestas más longevo de la televisión, por detrás de Saber y Ganar, con 12 años de emisión en La 2 de Telvisión Española. Las cualidades de su formato, y obviamente de sus concursantes, le han valido hasta 5 galardones TP de Oro como Mejor Concurso, el último recibido este mismo año.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad