Deportes

Sanción a McLaren… "pero no"

"Me juego la vida para que Hamilton y Kovalainen suban al coche sabiendo que es seguro, que pueden estar tranquilos"

0
0 votos
29-04-2009
Publicidad
Hoy mismo ha comparecido McLaren-Mercedes ante el Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil - FIA - para dar explicaciones acerca de las reiteradas mentiras que se han vertido desde la escuderí­a tras el Gran Premio de Australia. Hay que recordar que en él Lewis Hamilton acabó descalificado. La sanción es de tres carreras… "pero no". Hoy mismo ha comparecido McLaren-Mercedes ante el Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil - FIA - para dar explicaciones acerca de las reiteradas mentiras que se han vertido desde la escuderí­a tras el Gran Premio de Australia. Hay que recordar que en él Lewis Hamilton acabó descalificado. La sanción es de tres carreras… "pero no".
Hamilton y McLaren-Mercedes fueron descalificados del Gran Premio de Australia al considerar que ambos proporcionaron deliberadamente información falsa en su comparecencia del domingo 29 de marzo después de la carrera. Los comisarios llegaron a la conclusión de que la información que Hamilton y McLaren presentaron el domingo del primer gran premio de la temporada era engañosa y, de acuerdo con el artículo 158c del código deportivo, piloto y escudería fueron excluidos de las clasificaciones de la prueba australiana.

La primera consecuencia fue la supresión de la sanción impuesta al italiano Trulli de Toyota; 25 segundo en la clasificación por entender que había adelantado a Hamilton estando el coche de seguridad en pista y con la carrera neutralizada. Lo que no se dijo es que desde la escudería se le habían dado instrucciones a Hamilton para que dejara que Trulli le adelantara.

La Federación acusa a McLaren de mentir deliberadamente: "El 29 de marzo dijo a los comisarios del Gran Premio de Australia que no dio instrucción alguna a Hamilton, con el coche Nº.1, para permitir que Trulli, con el coche Nº9, le adelantase cuando ambos coches estaban detrás del coche de seguridad, a sabiendas de que esto era incierto […] Hizo que su piloto Hamilton, actual campeón del mundo, refrendara y confirmara a los comisarios esa incierta afirmación […] Aun a sabiendas de que como resultado directo de esa incierta manifestación a los comisarios, otro piloto y un equipo rival fueron penalizados de manera injusta, no trató de rectificar la situación contactando con la FIA o de otra manera".

En una segunda comparecencia McLaren no se desdijeron, sino que pese a tener la grabación en la que se escuchaban las instrucciones al piloto británico, mantuvieron la argumentación e hicieron que también lo hiciera Hamilton. McLaren acude “sumiso” para evitar que la sanción sea más elevada de lo que pueden asumir y conseguir por otras vías.

Los deseos son contradictorios. Por una parte la penalización parecía inevitable e incluso Ecclestone ha salido a defender a Hamilton pues un piloto debe cumplir las órdenes de su escudería. Por otra, pese a las dificultades, ya el año pasado McLaren consiguió evitar la sanción por un supuesto caso de espionaje a Ferrari, y en esta ocasión “el cambio de actitud” le ha valido una sanción “pero no”. McLaren ha sido sancionado con la suspensión de tres carreras; penalización que no deberá cumplir si no reincide. Y es que en estas instancias no solo funciona el reglamento.

Pero ocurra o no, ya se han filtrado informaciones acerca de la posibilidad de que Hamilton abandone McLaren el año que viene. Sea por esto el año que viene o porque llegara la sanción, cosa del todo improbable – hay que recordar la actitud de Alonso rebelándose pese a todos contra su propia escudería en casos de ninguneo – la oportunidad sería para el español De la Rosa. Dos detalles del español:

“Me juego la vida para que Hamilton y Kovalainen suban al coche sabiendo que es seguro, que pueden estar tranquilos” “(Hamilton cae mal) por la misma razón que Alonso, la gente no los conoce, no tiene ni idea de cómo son. Son dos tipos extraordinarios, fantásticos, profesionales y gente agradecida con los que trabajan con ellos”. Hondura deportiva, sí, señor.

Veremos
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad