Redistribución de los salarios

Recortar a unos pocos, da para mucho

Altos directivos de grandes empresas llegan a cobrar 1.162 euros por hora. ¡Lo que millones de españoles no ganan en todo un mes, esta gente lo cobra por una sola de hora de trabajo!

0
0 votos
29-04-2009
Publicidad
EEUU, Inglaterra, China, ahora Alemania,... La indignación de la opinión pública y los contribuyentes de todo el mundo, que ven cómo multimillonarias cantidades de dinero salido de sus impuestos se dedican a rescatar a grandes bancos y empresas monopolistas cuyos directivos ganan sueldos astronómicos, está obligando a los gobiernos de medio mundo a tomar medidas de limitación salarial para los directivos de esas entidades. En medio mundo, menos en España.
 El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, junto al gobernador del Banco de España
El consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, junto al gobernador del Banco de España
EEUU, Inglaterra, China, ahora Alemania,... La indignación de la opinión pública y los contribuyentes de todo el mundo, que ven cómo multimillonarias cantidades de dinero salido de sus impuestos se dedican a rescatar a grandes bancos y empresas monopolistas cuyos directivos ganan sueldos astronómicos, está obligando a los gobiernos de medio mundo a tomar medidas de limitación salarial para los directivos de esas entidades. En medio mundo, menos en España.

Hace ahora exactamente un año, el 20 de abril de 2008, el diario El País publicaba un amplio reportaje donde llegaba a la conclusión de que “la retribución media de los miembros del consejo de administración de las empresas que forman el selectivo índice Ibex 35 [que agrupa a los principales monopolios españoles] ascendió a 522.381 euros. La media del sueldo de aquellos consejeros que además son ejecutivos de dichas empresas es notablemente mayor: 2.241.000 euros”.
 
12 meses después, cuando la crisis ha dejado ya en el paro a más de cuatro millones de españoles y los portavoces de esos monopolios reclaman rebajar los salarios de los trabajadores, legislar el despido libre y reformar a la baja el sistema de  pensiones, nadie se ha atrevido a volver a hacer un cálculo completo sobre cuáles han sido las ganancias salariales de esos mismos altos directivos este año pasado.
 
Sin embargo, podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que en lugar de descender se han incrementado, y algunos de ellos notablemente.
 
Un salario de 2,2 millones de euros al año significa un salario mensual de 186 mil euros, casi 15 millones de las antiguas pesetas, que, presumiendo una jornada de 40 horas semanales, supone que cada uno de estos altos directivos de los consejos de administración monopolistas cobra, como media, 1.162 euros por cada hora trabajada.
 
¡Lo que millones de trabajadores no ganan en todo un mes, esta gente lo cobra por una sola de hora de trabajo! En apenas dos días de trabajo, cualquiera de ellos gana más que la inmensa mayoría de los  trabajadores españoles en todo el año. ¡Esto es lo que hay que empezar a cambiar!
 
En nuestro programa para las elecciones europeas y como primer punto de una alternativa popular para salir de la crisis, nuestras candidaturas proponen una redistribución de las rentas basada en una nueva escala salarial. Que nadie cobre por debajo de los mil euros mensuales, pero que nadie tampoco gane más de 10.000 euros al mes.
 
¿Qué significaría proceder a este recorte drástico en los salarios de estos hiperprivilegiados, que en algunos casos llegan a ganar un salario que multiplica por 1.580 veces el salario medio de un trabajador español? ¿Qué se podría hacer con todo ese dinero?
 
Nadie por debajo de los 1.000 euros mensuales
Para que todos los trabajadores en nuestro país cobraran un salario mínimo mensual de 1.000 euros, bastaría con aplicar el tope salarial máximo de los 10.000 euros mensuales a la categoría superior, ultraprivilegiada, de los asalariados, que sólo representan un 0,2% de la población activa española, apenas 40.000 personas.
 
Sólo con la limitación de esas 40.000 personas (entre las que se incluyen personajes como los Botín, Francisco González, Ignacio Sánchez Galán, Cesar Alierta, Alfredo Sáenz, Alicia Koplowitz, Florentino Pérez,...)  a un tope salarial  máximo de 10.000 euros mensuales, daría no sólo para subir hasta los 1.000 euros mensuales a los más de 2 millones de trabajadores que en la actualidad no llegan a cobrar ese salario verdaderamente mínimo, sino que además generaría un ahorro anual de 3.288 millones de euros anuales para invertir en nuevos salarios.
 
¡Y eso sólo con aplicar esta escala salarial de nadie por debajo de los 1.000 euros, pero nadie por encima de los 10.000 al mes a una ínfima minoría del 0,2% de quienes cobramos un sueldo en España! Nunca recortar unos abusivos sueldos a tan pocos ha dado para subir salarios miserables a tantos.
 
Recortar salarios a unos pocos, da para mucho
Aunque aún no ha publicado sus cuentas pormenorizadas de este pasado año, el informe sobre retribuciones a consejeros del Banco Santander presentado en su balance anual, da cuenta de que los 19 miembros del consejo de administración del banco se repartieron el año pasado, en distintos conceptos salariales (retribución fija, variable, bonus, primas, fondos de pensión, ,...) un total de 66 millones de euros.
 
Si a estos conceptos se le unieran las stocks options (pago en acciones del propio banco) la suma rebasaría ampliamente los 100 millones de euros.
 
En un segundo escalafón, otros 26 miembros de la alta dirección ejecutiva del banco cobraron un total de 72 millones de euros.
 
En total, 45 personas se repartieron en 2007 un salario total de 135 millones de euros. Si les aplicáramos el tramo máximo de la escala salarial que proponemos, es decir, 120 mil euros anuales de salario, se produciría un ahorro de mas 129 millones de euros cada año. Sólo en el Banco de Santander. ¿Para qué daría todo este dinero?
 
Con lo que gana esta gente se pueden hacer muchas cosas
129 millones de euros al año da para que más de 70 mil trabajadores que cobran menos de mil euros mensuales pasaran a cobrarlos automáticamente, lo que para ellos supondría una subida salarial media del 19%.
 
129 millones de euros da para que a más de 20.000 viudas pudiera subírseles de golpe, desde los miserables 530 euros mensuales que cobran como pensión media hasta los 1.000 euros.
 
129 millones de euros son suficientes para construir 43 colegios de tamaño medio.
 
Para hacer 10 hospitales con capacidad para atender cada uno de ellos a un área de 150.000 habitantes.
 
Para reconstruir, reformar o acondicionar 1.290 kilómetros de carreteras.
 
Para completar el trazado de alta velocidad entre dos ciudades como Valencia y Castellón.
 
Cualquiera de estas cosas podría hacerse, cada año, sólo con el dinero que saldría de aplicarles a los 45 altos directivos del Banco Santander la escala salarial máxima de 10.000 euros mensuales, sueldo con el que cualquier persona tiene para llevar una vida mucho más que holgada.
 
 
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad