Entrevista a Gerardo Doménech (CSIF-Asturias) 2ª parte

Asturias: La enseñanza en lucha

Gerardo Doménech es presidente del sector de enseñanza de CSIF-Asturias

0
0 votos
29-04-2009
Publicidad
Por segunda vez este mes, los maestros asturianos han parado y se han manifestado en Oviedo. Seguimos hablando con Gerardo Doménech...
 Asturias: La enseñanza en lucha
Por segunda vez este mes, los maestros asturianos han parado y se han manifestado en Oviedo. Seguimos hablando con Gerardo Doménech...
DVd: ¿Qué nivel de representatividad tenéis los cuatro sindicatos convocantes sobre los 11.500 profesores?
GD: CCOO, Suartea, ANPE y CSIF sumamos aproximadamente un 80%. Luego Consejería de Educación y administraciones públicas ha firmado un acuerdo con un sindicato que no tiene representante en enseñanza y que tiene 167 votos sobre 12000 docentes, y UGT que sí tiene representatividad, un 20%,  pero si miras la foto de la última reunión con la administración, en un lado estamos los sindicatos y en el otro no sabes dónde acaba la administración y donde empieza la UGT. No hace falta explicarlo más. Es importante aclarar que el acuerdo firmado dice algo así como “todo queda exactamente igual que estaba y no hemos movido ni una coma, pero queremos hacer parecer que se cambió algo” porque no se ha cambiado nada. Se ha presentado como un triunfo de una supuesta mesa técnica de negociación que no ha cambiado la evaluación. Ni desaparece, ni se paraliza y los cambios sustanciales que se supone nos tenían que contentar consisten tan sólo en refundir dos apartados.
 
DVd: Deverdaddigital está difundiendo la candidatura a las europeas contra la crisis que promueve Unificación Comunista de España, que propone la redistribución y el ahorro para invertir en empleo productivo. La primera medida es nadie menos de 1000 euros al mes, pero ningún alto cargo ni banquero más de 10.000. ¿Qué te parece?
GD: Lo de fijar un tope salarial me parece muy bien. Los que ganan esos salario descomunales con unos beneficios extra, unos bonus, por unos supuestos resultados buenísimos para su empresa, cuando esa empresa tiene pérdidas, no tiene que devolver esas cantidades para subsanar la que ha armado sino que se queda con ese dinero y encima hay que aplaudir, parece ser. Un tope de 10.000 euros al mes es más que suficiente para cualquier cargo por cualificado que sea.
 
DVd: Otra es el recorte de los gastos del estado un 10-15% que es el despilfarro y gastos superficiales para reinvertir en empleo productivo y necesidades sociales…
GD: Lamentablemente en los ámbitos públicos se tiende a gastar demasiado dinero en gastos de representatividad, comidas, coches oficiales, etc. que tendrían que ser públicos y auditados con extrema minuciosidad para que se tenga cuidado con el dinero público. A veces se escatima en gastos necesarios y se despilfarra en caprichos o excesos.
 
DVd: ¿Quieres añadir algo?
GD: Últimamente los sindicatos tenemos en Asturias que defender a la Consejería de Educación de las bofetadas que no deja de recibir por parte de Administraciones Públicas. Su consejera, Ana Rosa Migoya no para de poner a los docentes a los pies de los caballos de la sociedad con mentiras, como cuando dijo que se nos había subido el salario un 38% en siete años, y hemos demostrado con cifras que hemos perdido dos puntos y medio de poder adquisitivo. A eso no respondieron. Y como cuando la Consejería se entera de que se ha cambiado el baremo de las oposiciones… nosotros quisiéramos que la Consejería volviera a existir, tuviera sus competencias y tuviéramos alguien con quién hablar. Porque ahora hablamos con el Consejero y tiene las manos vacías, no puede decidir nada. Queremos mesa sectorial y Consejería que exista.
 
Se estableció un acuerdo en diciembre 2006 según el cual, mientras no hubiera normativa se iba a pagar el primer nivel profesional a cuenta. Eso tenía dos condiciones: ser funcionario de carrera y tener cinco años de antigüedad en el Principado. A nosotros y otros sindicatos nos parecía bien, pero cuando hubo que materializarlo en mayo de 2007 y nos encontramos con una cláusula por la que te hacían firmar que posteriormente íbamos a ser evaluados según una serie de criterios que no se sabía cuáles eran. Se nos quería hacer firmar un cheque en blanco. O sea, que si alguien posteriormente concretaba esos criterios podía ser que tuvieras que devolver el dinero. Cuando les parezca que me evalúen de lo que quieran y si no cumplo lo que no sé que es, tendré que devolver el dinero. Tres sindicatos empezamos una campaña contra la firma del cheque en blanco para que se cumplieran las condiciones del acuerdo, que se cobrara la carrera profesional del primer nivel y al hacer la normativa pues ya veríamos la posición de cada uno. Hubo otros dos sindicatos que apoyaron a la administración. Dos años después esto está en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Estamos convencidos que nos dará la razón pero hay que esperar la sentencia.
 
Toda esta evaluación se han cansado de decir que no tiene que ver con la carrera profesional y, de repente, la administración asturiana dice que sí está relacionada con la carrera profesional. O no saben que hacer o cambian de idea cada día sin criterio.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad