Entrevista a Gerardo Doménech (CSIF-Asturias) 1ª parte

Asturias: La enseñanza en lucha

Gerardo Doménech es presidente del sector de enseñanza de CSIF-Asturias

0
0 votos
28-04-2009
Publicidad
Por segunda vez este mes, cuatro sindicatos asturianos (Suatea, ANPE, CC.OO y CSIF ) llaman a todos los docentes asturianos a la huelga y a la manifestación en Oviedo. Hemos hablado con Gerardo Doménech, presidente del sector de enseñanza de CSIF-Asturias sobre sus motivos.
 Asturias: La enseñanza en lucha
Por segunda vez este mes, cuatro sindicatos asturianos (Suatea, ANPE, CC.OO y CSIF ) llaman a todos los docentes asturianos a la huelga y a la manifestación en Oviedo. Hemos hablado con Gerardo Doménech, presidente del sector de enseñanza de CSIF-Asturias sobre sus motivos.
DVd: ¿Nos puedes explicar los motivos de la huelga?
GD: Los motivos son básicamente dos. La creación de la mesa sectorial. Asturias es la única Comunidad Autónoma que no tiene mesa sectorial de educación, que es una cosa inusitada, extrañísima e incomprensible. Y el segundo motivo es la paralización de un plan de evaluación que ha impuesto el gobierno asturiano sin negociarlo, sin consultar, sin consultar a la comunidad educativa en general, ni a sindicatos, ni a docentes, ni a nadie. Es la gota que colma el vaso de un descontento que viene de largo.
 
DVd: Está claro que no es una huelga con motivos económicos, ¿qué tenéis contra el plan de evaluación?
GD:  La evaluación es consustancial a la actividad docente. Igual que evaluamos, somos continuamente evaluados. Pero eso ya está regulado. Ya hay un cuerpo de inspección con unos planes específicos. Todos los años se revisan las programaciones de los docentes y de forma rotativa va pasando por los centros para hacer una inspección algo más exhaustiva. Es algo normal, es bueno, es sano, estamos de acuerdo, tiene que ser así. Pero esto no tiene que ver con lo que estamos hablando. Administraciones Públicas, una consejería ajena al ámbito educativo, ha diseñado un plan de evaluación para todos los funcionarios que no es específico para los docentes y nos quiere poner un traje que no encaje con nosotros y que se traduce en burocracia, papeleo y un montón de preguntas que no tienen nada que ver con lo que se hace día a día. Es decir, que no te lleva a ser mejor docente, a dar mejor la clase, sino a llenar un montón de papeleo para que inspección lo dé por bueno.
 
 
DVd: ¿En qué consiste el desmantelamiento de la Consejería de educación que denunciáis?
GD: Te voy a poner un ejemplo que lo clarifica. Las oposiciones para primaria y secundaria siempre las ha convocado la consejería de educación. El año pasado fue el primer año que lo convocó el Instituto Adolfo Posada que es un instituto vinculado a Administraciones Públicas. Pues ya hubo problemas. Pero este año ha vuelto a ocurrir y este instituto ha cambiado por su cuenta y riesgo el baremo de oposición, que es algo gravísimo. Pues bien, en la consejería de Educación no lo sabían. No es que no estuvieran de acuerdo, ¡es que no lo sabían! Nosotros tampoco lo sabíamos. Imagínate hasta donde llega el problema. Ocasiona que si alguien, en un apartado para la lista de interinos tenía 15 puntos, ahora con el cambio tiene 0 puntos. Han cambiado las reglas del juego a dos meses de las oposiciones sin avisar a nadie.
Estamos en un período transitorio hasta  2011 y ya van dos oposiciones con un baremo ajustado para ese período transitorio. No tiene ningún sentido cambiar las reglas del juego a mitad del partido. La gente ha invertido tiempo y dinero para formarse y tratar de conseguir los puntos según ese baremo y de repente no vale. Han tirado su tiempo y dinero.
 
DVd: Pero, ¿en qué consiste el cambio? ¿A quién beneficia?
GD: No entendemos a quién beneficia un cambio de baremo que no deja capacidad de reacción a nadie. No nos metemos en si el anterior era bueno o no. El cambio consiste en que hasta ahora se valoraban gran cantidad de cursos para formarte de modo complementario. Si habías hecho un curso de nuevas tecnologías del INEM había un apartado de cursos no homologados donde se te valoraba que habías hecho un curso de tantas horas. Si tenías un título de experto en asturiano que da la Universidad de Oviedo, que son 500 horas, se te reconocía como formación complementaria. Ahora todo esto ha desaparecido. Se valoran solamente grupos de trabajo, que no digo que esté mal, pero por otro lado todo el mundo que ha estado buscando cómo conseguir puntos tiene la puerta cerrada... (continuará)
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad