Europa y el mundo tendrá que elegir entre la xenofobia y el mestizaje

Tenemos que evitar la Europa del menosprecio.

La actual polí­tica europea arremete contra el mestizaje, potenciando el racismo, la intolerancia y la xenofobia.

0
0 votos
27-04-2009
Publicidad
No nos extraña que en paí­ses europeos como Italia, Francia o nuestra querida España, las poblaciones extranjeras sean objetos de discriminación. Las leyes promulgadas en estos paí­ses, bajo las directrices consensuadas del parlamento europeo, criminalizan la inmigración y "abren la veda" para el racismo y la intolerancia. Siguiendo las pautas del imperialismo del que los gobernantes europeos son vasallos fieles. No nos extraña que en paí­ses europeos como Italia, Francia o nuestra querida España, las poblaciones extranjeras sean objetos de discriminación. Las leyes promulgadas en estos paí­ses, bajo las directrices consensuadas del parlamento europeo, criminalizan la inmigración y "abren la veda" para el racismo y la intolerancia. Siguiendo las pautas del imperialismo del que los gobernantes europeos son vasallos fieles.
Nos engañan conscientemente cuando hacen centro de nuestros males de la crisis al inmigrante, mientras que los europeos piensen que los extranjeros son los que les quitan las posibilidades laborales, no criticaran las nefastas políticas para que con el pueblo llevan estos gobiernos subordinados al imperio financiero. Mientras el pueblo responda a sus manipulaciones de menosprecio contra el extranjero, nos seguirán sometiendo al estancamiento, declive y miseria social y cultural.
 
El imperialismo dio origen al término mestizaje con el colonialismo, eso hace que este término tenga unas connotaciones despectivas, y eso es lo que quiere que sienta el pueblo, ya que ese sentimiento avala todos sus planes orientados a la institucionalización de la xenofobia, al entronamiento del imperialismo.
 
Pero ellos saben que la verdad como siempre es lo contrario a los que ellos promueven.  Las sociedades, los pueblos mestizos rompen con los viejos esquemas (con ellos, el imperialismo) y empiezan a crearse nuevos. Se benefician de formas de pensar e ideas nuevas. Se enriquecen cultural e intelectualmente. Con el mestizaje se aprende a respetar y a valorar las diversidades culturales y a los pueblos y sus gentes. Rompiendo con el actual sistema fascista, represor y explotador de los pueblos. Y ese seria uno de los motivos que originaria un verdadero despegue economito mundial, cuyo centro seria la dignidad de los pueblos.
 
Los nacidos en España somos mestizos y tendríamos que celebrarlo. Tenemos sangre mestiza: fenicia, griega, romana, visigoda, árabe, judía… cuya mezcla está en la raíz de nuestros orígenes y de nuestros genes. De nuestra lengua y nuestra cultura. Vivimos en un mundo mestizo, gracias a lo cual se amplía cada día enriqueciéndose con aportaciones nuevas. Podemos así diseñar ese otro mundo posible. Y eso nos hace invencibles ante el imperialismo, ellos lo saben y por eso lo temen.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad