Sectores en crisis

Queda desierta la adjudicación de una lí­nea de bus público

Una casta burocrática, que lejos de rentabilizar y dinamizar este tipo de empresas, sacan beneficios a costa de asfixiar a los trabajadores y sus condiciones de trabajo

0
0 votos
26-04-2009
Publicidad
 
¿Cómo es posible que en medio de la crisis quede desierta la convocatoria de concesión de línea de transporte público en Pamplona? A la concesión del servicio de villavesas por valor de 296.606.234 euros no se ha presentado ninguna empresa de transporte parea quedarse con la línea. Esto ocurre en medio de la crisis, y cuando la situación del transporte público está revuelto en muchos puntos de España. El concurso para esta línea de transporte, tendrá que resolverse con un cambio de presupuesto y compromiso de viajeros, que según el punto de vista de Javier Torrens, presidente de la Asociación de Empresas Gestoras de Transportes Colectivos (ATUC), deberán aumentar el presupuesto ya que el motivo principal por el cual no se ha presentado ninguna empresa solicitando la línea, es el presupuesto justo y la imprevisibilidad de la situación de crisis económica que hace imprevisible el futuro económico de este negocio.
 
La concesión por diez años debería de ser una oportunidad para las empresas, sin embargo parece que no despierta mucho interés. Nos debemos preguntar en qué situación está el transporte público para tener una ligera idea de los motivos, ya que la crisis debiera ser más que un problema una situación en la que negocios de este tipo resulten una oportunidad. En Murcia, Sevilla o Alicante, los trabajadores del transporte público están en lucha debido a las nefastas condiciones de trabajo a la que se ven sometidos, sueldos que no se han revisado desde hace años y que resultan inferiores al convenio, horarios intensivos inadecuados para el estado físico del conductor, y condiciones, a veces, en los propios autobuses que realizan los viajes, precarias hasta el punto de que en algunos casos los trabajadores reclaman el aire acondicionado. Una gestión unitaria del transporte público debe ser la orientación, para asegurar la rentabilidad y el buen funcionamiento de este transporte, que en época de crisis más que nunca es utilizado, ya que en muchas ciudades resulta más económico que coger el coche y pagar un parquin, si el transporte público no se potencia y las contradicciones llegan al punto de quedar desierta la concesión es debido a una casta burocrática, que lejos de rentabilizar y dinamizar este tipo de empresas, sacan beneficios a costa de asfixiar a los trabajadores y sus condiciones de trabajo, en lugar de mejorar e invertir en mejoras que den avances en la calidad de los servicios y su buen funcionamiento, van ahogando y recortando hasta el punto en que resulta impensable hacerse con una de estas líneas.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad