Una broma ¿en el buzón de cada casa?

30% de descuento para sufragar la Y vasca

Prácticamente cada ciudadano residente en Euskadi ha recibido una curiosa carta que le anuncia un descuento del 30% de su nómina para sufragar los gastos de la construcción de la Y vasca.

0
0 votos
27-04-2009
Publicidad
Ha llegado a cada buzón de cada casa. La carta está escrita con pelos y señales como una carta oficial en la que te informa sin más preámbulo que fruto de la situación económica cada vasco va a tener que sufragar con un 30% de su nómina, ya sea trabajador o pensionista para finalizar las obras del TAV (tren de alta velocidad) o también la llamada Y vasca. Ha llegado a cada buzón de cada casa. La carta está escrita con pelos y señales como una carta oficial en la que te informa sin más preámbulo que fruto de la situación económica cada vasco va a tener que sufragar con un 30% de su nómina, ya sea trabajador o pensionista para finalizar las obras del TAV (tren de alta velocidad) o también la llamada Y vasca.
Dicha acción se va a aplicar por decreto legal y automáticamente.
 
Uno lee la carta y de entrada no puede dar crédito a lo que está leyendo, pero está tan bien redactada, sellada y simulada, que muchos ya se han escandalizado y han creado un clima de opinión entre los vecinos y amigos.
 
Ya si uno presta más atención y busca atentamente las erratas comprueba de que se trata de una carta falsa ya que viene escrito “Eusko Jarlaritza o Goberno Vasco”, con letras simuladas oficiales pero donde se comen una letra en cada caso, ya que lo correcto es “Eusko Jaurlaritza o Gobierno Vasco”.
 
Lo que está menos claro es su procedencia, aunque algunas fuentes señalan que sean los Gaztetxes (casa okupas de nacionalistas) de cada ciudad es decir entono de izquierda abertzale. Tampoco se sabe el alcance exacto, es decir si ha llegado a toda la provincia la broma o sólo a las grandes ciudades. Lo que si está claro que de entrada a San Sebastián, Vitoria y Bilbao ha llegado de forma amplia, tanto que entre ayer y hoy es un cometario extendido.
 
El otro punto dudoso es su finalidad, puesto que más allá de la agudeza de la iniciativa que ha cumplido de entrada con crear confusión y llamar la atención, lo no queda muy claro es lo que pretende denunciar. El hecho de que es una obra costosa es algo conocido, lo que en todo caso está en debate es si es adecuada o no.
 
Suponemos que pronto sabremos a que campaña de actuación corresponde.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad