Corresponsalí­a Navarra

Los vecinos de Valdorba, reclaman respuestas

Leoz es un ejemplo de cómo el plan anticrisis choca de forma frontal con los intereses de la gran mayorí­a de ciudadanos

0
0 votos
25-04-2009
Publicidad
 
El dinero público que el Gobierno ha invertido en el Fondo Estatal de Inversión Local, parte de invertir nuestro dinero en obras que no producen riqueza y empleo a largo plazo, y suponen un despilfarro de dinero dirigido a reproducir el modelo ladrillo que nos ha traído hasta donde estamos. No podía ser de otra forma, y las contradicciones comienzan a salir a la superficie de forma contundente por parte de la gente que ve irse al traste la economía familiar, mientras se proyectan obras que remedian bien poco en esta crisis.
 
Es el caso de los vecinos de Leoz en la Valdorba, un pueblecito de Navarra donde se utilizarán los fondos recibidos en un centro ubicado en Cataláin (lugar deshabitado) fuera del pueblo. Las preguntas que estos vecinos se hacen son diversas “¿cuál es ese interés tan urgente para montar, bajo la excusa de una precariedad de servicios municipales, un centro como el de Cataláin, cuyos gastos han de ser, previsiblemente, importantes? ¿Cómo se va a mantener ese centro que originará un importante incremento de gastos fijos a ayuntamientos pequeños con pocos ingresos? ¿Se sostendrá, como ahora, con los fondos cedidos por los ayuntamientos y de las subvenciones a las que tienen derecho nuestros pueblos? ¿Por qué hay ayuntamientos que quieren ceder su dinero y su poder para entregárselos a una entidad que gestionará sus competencias y gastará sus ingresos?” Muchas preguntan que centran muy pegados a la realidad el problema de qué se hace con el dinero público, el dinero de todos que luego se invierte en beneficio de unos pocos.
 
Leoz es un ejemplo de cómo el plan anticrisis choca de forma frontal con los intereses de la gran mayoría de ciudadanos, que se preguntan indignados en interés de quién está diseñado este plan. Preguntas ante las cuales el alcalde no se pronuncia, mientras los vecinos piden al Gobierno de Navarra una auditoría que clarifique el asunto, ya que además de tantas preguntas sin respuesta de la donación de esta subvención para realizar el proyecto de el centro en el territorio de Cataláin, el secretario, José Román Gómez Velasco, ha modificado varios registros catastrales de vecinos de la localidad generando enfrentamientos innecesarios a raíz de dicho proyecto de obra del centro.
 
La exigencia de los vecinos también contempla una información que reclaman esté en dominio de todos los habitantes de los Ayuntamientos que se harán cargo del centro, ya que consideran que si el mantenimiento va a salir del dinero de todos, todos deben decidir lo que se hace con ese dinero. Una reivindicación vecinal que pone el dedo en la yaga. Si todos pagamos todos decidimos, ese es el centro de estos vecinos y ese debe ser una reivindicación de todos los vecinos de toda España. Esperamos desde aquí, que Deverdad Digital, sirva como altavoz de esta lucha vecinal para que prenda y cobre fuerza, para que los ciudadanos ganemos en poder de decisión sobre el dinero público que todos pagamos.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad