Ecuador lucha contra el narcotráfico

La mafia Italiana en Latinoamérica

Hay alianzas antiguas entre carteles colombianos y del centro de Europa, donde se montaron laboratorios para experimentar la creación de cocaí­na sintética, que aún no tiene mucho éxito.

0
0 votos
25-04-2009
Publicidad
La mafia internacional calabresa Ndrangheta está controlando el tráfico desde Chile y Argentina hacia Europa. La mafia internacional calabresa Ndrangheta está controlando el tráfico desde Chile y Argentina hacia Europa.
Domingo Paredes, el "zar" antidrogas de Ecuador, denunció este viernes que la cocaí­na sudamericana es trasladada hacia Europa por la mafia italiana Ndrangheta desde Chile y Argentina, por ví­a de la costa occidental africana.

Las declaraciones del secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Estupefacientes y Psicotrópicos (Consep), se dieron en la reunión del Proyecto de Cooperación CAN-UE "Apoyo a la Comunidad Andina en el Área de las Drogas Sintéticas" (Drosican).

"La mafia internacional calabresa Ndrangheta está controlando el tráfico desde Chile y Argentina hacia Europa", declaró Paredes.

La máxima autoridad de las investigaciones del narcotráfico explicó que en la región latinoamericana operan desde hace varios años distintos carteles como los mexicanos, los colombianos y los peruanos, pero ahora estas mafias están afianzando aún más sus alianzas con sus pares europeas.

"Hay alianzas antiguas entre carteles colombianos y del centro de Europa, donde se montaron laboratorios para experimentar la creación de cocaí­na sintética, que aún no tiene mucho éxito", agregó Paredes durante el encuentro de representantes de la Comunidad en Lima, capital peruana.

Con el objetivo de batallar con el consumo de drogas sintéticas especialmente entre los jóvenes, los paí­ses de la Comunidad Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) firmaron este viernes acuerdos con la Unión Europea (UE) por un valor total de 243 mil euros, al tiempo que convocaron dos concursos para investigar su consumo y el impacto ambiental en la región.

Según la directora del Proyecto Drosican, Tatiana Dalance, dos de cada cien jóvenes estudiantes de 13 a 18 años de los paí­ses andinos ha consumido droga sintética alguna vez en su vida.

Se han sumado al menos 56 mil jóvenes estudiantes consumidores de éxtasis en estos paí­ses, liderados por Colombia, en los que la edad de 16 años es el promedio de iniciación para ingerir los estupefacientes, según datos de la Comunidad Andina (CAN).

Por otra parte, el representante de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) de Colombia, Hernando Hernández, resaltó que su paí­s a pesar de ser el primer productor mundial de cocaí­na, ha avanzado en los controles para prevenir la salida de la droga, mientras que las medidas para evitar la entrada de sustancias sintéticas son precarias.
"En eso estamos un poquito débiles porque no tenemos la especialización para controlarlos en las aduanas", agregó.

Igualmente, el funcionario recordó que en su paí­s se ha activado una fuerte campaña para prevenir la exportación de droga con afiches de alerta en los aeropuertos y la entrega de una "especie de pasaportes informando de las penas en todos los paí­ses del mundo relacionadas con tráfico de drogas".

Además, en la nación sudamericana se ha ejecutado un ví­deo cuyo lema es "No seas mula", un juego de palabras con este último término con que se denomina a los correos de la droga, agregó Carlos Albornoz, director de la DNE.

Entretanto, el "zar antidroga" de Perú, Rómulo Pizarro, indicó que las "mulas" provenientes de Europa "saben lo que hacen", pero se arriesgan a pasar la sustancia ilí­cita porque las mafias les aseguran "que todo está arreglado".

El hampa del sector droga ofrecen a los latinoamericanos un promedio de mil 500 dólares por el traslado de los estupefacientes al continente europeo, mientras que a los pobladores de esa región les pagan unos 6 mil euros (cerca de 8 mil dólares), enfatizó Pizarro.

"El crimen organizado no tiene limitaciones de fronteras", coincidieron Pizarro y el director del Observatorio Boliviano de Drogas, Godofredo Reinicke, quien además expresó que a su paí­s le preocupa el tráfico de droga peruana hacia Europa, ví­a Argentina y Brasil.

Durante el encuentro de este viernes también participaron el director general de la Secretarí­a General de la CAN, Santiago Cembrano, y el alto representante la Delegación de la Comisión Europea en el Perú, Francisco Acosta.

A raí­z de la intensificación del control en Colombia, donde incluso hay representantes de esta organización que residen habitualmente, los narcotraficantes se vieron obligados a buscar lugares más al sur para poder exportar la cocaí­na con menos problemas. Y existe la certeza que Chile es uno de los lugares por donde la droga transita hacia el resto de los mercados internacionales.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad