Para el imperialismo África supone beneficio y ganancias, a cambio de miseria, hambre, enfermedades y muerte.

El precio del pueblo de Somalia es la muerte.

¿A que se debe que cerca de la mitad de la población somalí­ padezca de cáncer? El imperialismo como único pago a sus victimas de expolio, los envenena y saca provecho de ello.

0
0 votos
25-04-2009
Publicidad
El 26 de Diciembre de 2004, cuando el mundo entero se estremeció a consecuencia de la devastadora fuerza desatada por la naturaleza provocada por el tsunami que asolo las costas de la mayorí­a de los paí­ses que bordean el Océano Índico dejando sus castas sembrada de destrucción y muerte, en Somalia no sólo dejo en sus costas desechos "normales" sino también nucleares. Cerca de 5 años después siguen produciendose infecciones agudas de las ví­as respiratorias, hemorragias intestinales, reacciones "quí­micas" atí­picas de la piel y muertes repentinas. Condenando a un paí­s sin ningún tipo de recursos al cáncer, el precio de la energí­a nuclear que hace fuerte al imperialismo. El 26 de Diciembre de 2004, cuando el mundo entero se estremeció a consecuencia de la devastadora fuerza desatada por la naturaleza provocada por el tsunami que asolo las costas de la mayorí­a de los paí­ses que bordean el Océano Índico dejando sus castas sembrada de destrucción y muerte, en Somalia no sólo dejo en sus costas desechos "normales" sino también nucleares. Cerca de 5 años después siguen produciendose infecciones agudas de las ví­as respiratorias, hemorragias intestinales, reacciones "quí­micas" atí­picas de la piel y muertes repentinas. Condenando a un paí­s sin ningún tipo de recursos al cáncer, el precio de la energí­a nuclear que hace fuerte al imperialismo.
El programa de la ONU para la protección del medioambiente el UNEP, en su informe sobre las consecuencias del Tsunami, en lo que titulo “Después del tsunami Primeras estimaciones para el medioambiente” se dice “ que Somalia es uno de los numerosos países subdesarrollados que desde los años ochenta recibió innumerables cargamentos de residuos nucleares y otros desechos tóxicos entre otros, uranio, cadmio, plomo y mercurio, y los almacenaron a lo largo de la costa.
 
Por ese motivo hay una pregunta en el aire ¿si esto ocurre desde el 80, como se ha permitido y permite que esa violación continua de los convenios internacionales sobre la exportación de residuos tóxicos? Situación que se repite además en Guinea Bissau, Niguería y Namibia.
 
Para algunos investigadores el comercio con los residuos nucleares y otros tóxicos que llegan a Somalia se encuentran en manos del crimen organizado, por lo que no se ha de extrañar cuando Massimo Scali, el presidente de una comisión de investigación del Parlamento Italiano, dijo que Italia ganaba por el comercio de residuos atómicos siete mil millones de dólares.
 
En el 2001 África fue el destino de 600.000 toneladas de desecho nucleares. Un negocio redondo ya que por ejemplo el almacenaje de 1 tonelada de residuos tóxicos cuesta unos 250 dólares, en África pagan 2,5 dólares por la misma cantidad. Por eso los representantes del lobby nuclear fueron los que impidieron e impiden el fin de la guerra civil en Somalia.
 
Pero lo indignante es que en los informes de la UNEP se habla solamente de los daños medioambientales, ocupándose detalladamente de  los manglare, los arrecifes de corales, la pesca y el agua. Pero de las consecuencias en los seres humanos y los muertos que ha habido y de los que seguiran habiendo apenas se menciona. Al imperialismo le interesa los recursos energeticos y mineros que puede expoliar, en un segundo lugar muy distante el ecosistema africano y los pueblos africanos se encuentra en las especies a extinguir.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad