Corresponsalí­a Navarra

El paro: Un ritmo de vértigo

Un aumento del 29,09% con respecto al trimestre anterior siendo la media de España el 25%, que no es poco

0
0 votos
24-04-2009
Publicidad
 
El aumento del paro en Navarra en el primer trimestre de este año aumenta a una velocidad vertiginosa. A pesar de que por porcentaje de desempleados Navarra se sitúa la segunda menos castigada después de País Vasco, el ritmo de aumento hace presagiar una tendencia peligrosa. En número de parados ha aumentado en este primer trimestre en 7.500 parados, esto supone un aumento del 29,09% con respecto al trimestre anterior.
 
El número total de parados se sitúa de esta forma en 278.600, y el porcentaje de aumento a nivel nacional es del 25% en referencia de igual forma que el pasado trimestre. De esta forma, por debajo de la apariencia de que Navarra es una zona privilegiada, la mayor velocidad en la que aumenta el desempleo hace que la situación sea de alarma. Un 4,09% más que la media del conjunto del país que sitúa el problema de la destrucción de empleo como principal, mientras los políticos se empeñan llenar de tierra los ojos de los trabajadores diciendo que en Navarra el paro no es tan elevado con respecto al resto de España. Es un llenar de tierra ya que tratan de obviar una situación que atañe directamente a las condiciones de vida y de trabajo de la gente, es un intento de desarme para que la sorpresa de la crisis pille a la clase obrera con la guardia baja y así manejar la crisis en un terreno en el que se invierte en obras y se olvida la creación de empleo productivo.
 
Con la tesis de que en Navarra las cosas no van tan mal, intentan mantener la tranquilidad que no se tiene ya que los expedientes de regulación de empleo y el porcentaje de destrucción de empleo son un indicador de la ingente masa de parados que se están produciendo mientras no se ponen medidas efectivas que solucionen los problemas de la economía productiva clave para la creación de empleo productivo a largo plazo que de riqueza y medios de vida a la gente. El aquí la cosa no va tan mal, es una trampa para crear la ilusión de que los parados no son tantos, una ilusión que se intenta crear para que la casa se mantenga en paz y no se cuestionen las cosas, y no se promuevan alternativas de conjunto que nos permitan que la crisis se salde a favor de los trabajadores, una alternativa que de forma conjunta se plantee cambiar el sistema productivo diversificando mercados y promoviendo los sectores productores de riqueza como la producción de leche, que mientras ven mermar el sector desde la política de la UE sin impedimentos de nuestros representantes políticos, intentan que traguemos con que en Navarra no hay tanto paro como en el resto.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad