Camps pide a Chaves lo mismo que Montilla

"¿Más de lo mí­o? ¡Yo también!"

No moderan ni por un instante su voracidad y siguen intentando aumentar el tamaño del bocado a pegar al presupuesto público. Sólo que, en plena crisis, sus peticiones insolidarias son más inaceptables

0
0 votos
24-04-2009
Publicidad
En la reunión de ayer entre el vicepresidente tercero del Gobierno y responsable de Polí­tica Territorial, Manuel Chaves, y el jefe del Consell, Francisco Camps, este cifró en un mí­nimo de 1.200 millones de euros, que eran 1.100 el dí­a anterior, la cantidad anual adicional que recibirá la Generalitat con el nuevo sistema de financiación. Camps se mostró satisfecho de que el Gobierno reconozca los criterios de población y solidaridad territorial como base del nuevo modelo de financiación autonómica y manifestó que si aumentase la cantidad de financiación, la Comunidad Valenciana aumentarí­a también la proporción correspondiente. A las castas burocráticas regionales no les importa la situación de crisis. No moderan ni por un instante su voracidad y siguen intentando aumentar el tamaño del bocado a pegar al presupuesto público. Sino que, en plena crisis, sus peticiones insolidarias se hacen incluso más inaceptables que nunca. En la reunión de ayer entre el vicepresidente tercero del Gobierno y responsable de Polí­tica Territorial, Manuel Chaves, y el jefe del Consell, Francisco Camps, este cifró en un mí­nimo de 1.200 millones de euros, que eran 1.100 el dí­a anterior, la cantidad anual adicional que recibirá la Generalitat con el nuevo sistema de financiación. Camps se mostró satisfecho de que el Gobierno reconozca los criterios de población y solidaridad territorial como base del nuevo modelo de financiación autonómica y manifestó que si aumentase la cantidad de financiación, la Comunidad Valenciana aumentarí­a también la proporción correspondiente. A las castas burocráticas regionales no les importa la situación de crisis. No moderan ni por un instante su voracidad y siguen intentando aumentar el tamaño del bocado a pegar al presupuesto público. Sino que, en plena crisis, sus peticiones insolidarias se hacen incluso más inaceptables que nunca.
Manuel Chaves, practicando la demagogia y empleando sofismas, ha afirmado que el nuevo modelo de financiación será multilateral y a la vez habrá negociaciones bilaterales entre las autonomías y la vicepresidencia económica del Gobierno. Chaves, como veterano integrante de las castas autonómicas, conoce “las reglas del juego”. Aprovechar la debilidad del Gobierno de España para ejercer el chantaje político. Aunque el gobierno tiene serias dificultades para cumplir con los compromisos adquiridos con las autonomías, cuando ha dedicado un tercio del PIB en rescatar a la gran banca, los representantes de las burguesías burocráticas regionales se lanzan para apoderarse del máximo posible del presupuesto.
No se ha tenido, en absoluto, en cuenta la verdadera solidaridad entre las diferentes comunidades. Porque Montilla se atrevió a llamar insolidario el sistema de financiación actual. Y tuvo el descaro de exigir “una reforma en profundidad del modelo de financiación para que no se penalice en exceso a las comunidades ricas”. ¿Pero no consiste la verdadera solidaridad en que los más ricos sean los que paguen más que los que tienen menos, como mecanismo de igualdad?¿por qué se negocia la financiación autonómica en el Consejo de Política Fiscal y Financiera donde están representadas todas las autonomías? Lo único que han hecho es crear una envenenada espiral de reclamaciones de las demás comunidades. ¿Hasta cuándo vamos a tener que soportar a estos caciques autonómicos que usan distintos disfraces para ocultar que hablan de sus cortijos y así apoderarse de un presupuesto que debería estar financiando un plan de choque contra la crisis?
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad