EEUU

El plan rescate no convence

"La gente está enfadada porque están pagando un programa que no ha sido explicado y que no ofrece ventajas visibles para sus familias o para la economí­a".

0
0 votos
23-04-2009
Publicidad
í‰sas fueron las palabras textuales que Elizabeth Warren, profesora de Derecho en Harvard, le dijo al Secretario del Tesoro el pasado martes 21 en una audiencia en el Capitolio, según informa el periódico estadounidense The Wall Street Journal. í‰sas fueron las palabras textuales que Elizabeth Warren, profesora de Derecho en Harvard, le dijo al Secretario del Tesoro el pasado martes 21 en una audiencia en el Capitolio, según informa el periódico estadounidense The Wall Street Journal.
El pasado octubre el congreso aprobó la cifra de 700 billones de dólares en el plan TARP que dedicaría dichos fondos a ayudar a los principales bancos en su recapitalización y sanear el balance de sus cuentas. El Secretario del Tesoro ha reconocido que la operación no ha sido del todo exitosa cuando lo que ha estado en tela de juicio durante la audiencia es si las cosas hubieran ido mejor sin la intervención. “Los que buscaban claridad no la han podido encontrar en esta vista” declaraba al salir uno de los miembros del jurado.

Las siglas de TARP vendrían a decir algo así como el Programa de Saneamiento de “Activos Problemáticos” (o “activos tóxicos”) aunque además TARP significa LONA. El informe trimestral de la oficina del Inspector General de TARP ha sido también publicado el mismo martes en un sólo documento de 250 páginas que The Wall Street Journal difunde.

TARP incluye doce programas separados aunque interrelacionados que, sumando fondos privados y públicos, superan esos 700 billones y alcanzan al menos 3 trillones de dólares. El equivalente de todo el presupuesto Federal de 2008. Según el informe, firmado por el Inspector General, Neil Barofsky, estamos hablando de un plan histórico “por su alcance, escala y complejidad”.

Los congresistas republicanos reprochaban al Secretario del Tesoro haber dejado “más preguntas por responder que las contestadas”. No es para menos, TARP ha consumido ya más de 328 billones, según el informe. La lista de intervenciones detalla el destino de los famosos 700 billones. Los primeros 218 billones dedicados a sanear las cuentas de medio millar de instituciones bancarias. Después, firmas como General Motors, Chrisler, AIG, Citigroup o Bank of America aparecen también en la lista. TARP ha organizado (y lidera) una investigación coordinando a varias agencias federales (incluido el FBI) para detectar cualesquiera fraudes o abusos en el programa. 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad