Después de 6 años "arropados" por la ONU, el pueblo haitiano se quita el hambre con tortas de lodo.

Haití­ las cifras de la miseria.

Las galletas de barro, sal y grasa vegetal son la dieta habitual del pueblo. En un paí­s que importa más de la mitad de sus alimentos y que cuenta con "el apoyo de la comunidad internacional".

0
0 votos
22-04-2009
Publicidad
El pueblo haitiano que sobreviven a las inundaciones y huracanes, a las epidemias y enfermedades. a La falta de agua potable que obliga a la gente a beber, bañase y cocinar con agua contaminada. Cuando superan todos estos retos de la "supervivencia", los que las superan, tienen que hacer frente al sistema neoliberal salvaje, que el gobierno militar de la ONU ha impuesto en la isla, la miseria haitiana se explica gracias a 200 años de presencia capitalista e intervencionismo imperialista. Eso explica que más de cinco años de acciones humanitarias, en un paí­s gobernado por LA ONU el pueblo sigua desde hace años comiendo las tortas que elaboran con lodo, sal, y aceite vegetal. Sobrevivientes cada vez más frustrados y desesperados ven como sus "gobernantes" y una reducida elite, saquean los recursos de la isla y la asistencia humanitaria que llega a Haití­. El pueblo haitiano que sobreviven a las inundaciones y huracanes, a las epidemias y enfermedades. a La falta de agua potable que obliga a la gente a beber, bañase y cocinar con agua contaminada. Cuando superan todos estos retos de la "supervivencia", los que las superan, tienen que hacer frente al sistema neoliberal salvaje, que el gobierno militar de la ONU ha impuesto en la isla, la miseria haitiana se explica gracias a 200 años de presencia capitalista e intervencionismo imperialista. Eso explica que más de cinco años de acciones humanitarias, en un paí­s gobernado por LA ONU el pueblo sigua desde hace años comiendo las tortas que elaboran con lodo, sal, y aceite vegetal. Sobrevivientes cada vez más frustrados y desesperados ven como sus "gobernantes" y una reducida elite, saquean los recursos de la isla y la asistencia humanitaria que llega a Haití­.
 
 El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Universidad de Bristol (Inglaterra) realizó en 2008 un estudio sobre la pobreza absoluta de los niños en Haití.Según este estudio 70% de niños que viven en Haití no tienen al menos accesos a uno de los siete servicios sociales básicos, que es la alimentación, el acceso al agua potable y a las facilidades de higiene y saneamiento, a la educación, a la salud, al hábitat y a la información.
Un 54% de ellos vivían en un hábitat inadecuado y no habían sido escolarizados nunca 11%. No está en el interés de nadie que 7 de cada 10 niños haitianos sufran de males causados por la inanición y que a más de 4 de cada 10 niños crecen en las terribles condiciones de la pobreza absoluta.
 
Haití tiene el mayor índice de mortalidad materna del Hemisferio Occidental. En 2004, por cada 100 mil nacimientos, 523 mujeres murieron en Haití (en Europa el índice es de ocho muertes maternas por cada 100 mil nacimientos). En los últimos dos años, las estadísticas en Haití probablemente están peor aún debido a la violencia. MSF alerta que la historia de Haití tiene varios períodos de extrema violencia. A pesar del cese del fuego durante el período electoral a comienzos de 2006, la violencia continúa, secuestros ocurren regularmente y el sistema de salud continúa fuera de alcance.
 
El Banco Mundial calcula que la población de Haití es casi 9 millones. El Producto Interior Bruto PIB) per cápita en 2006 fue de 480 dólares. Tras dos años y medio de intervención extranjera, en septiembre de 2006, el Fondo Monetario Internacional (FMI) calculó que más del 70 por ciento de la gente todavía vivía con menos de dos dólares al día y que el 55 por ciento con 0.44 dólares al día. En el 2008 la población de Haití es de unos 8.8 millones de personas y casi 5 millones están sufriendo hambre.
Dicha situación es aún más marcada en el área rural que abarca a 82% de su población, y el 59% al urbano. La distribución del ingreso es sumamente desigual; el 20% de la población relativamente más favorecida recibe 68% del ingreso nacional.
 
Otro informe, publicado en 2006: “El maloliente secreto de Haití: el problema de la esclavitud infantil”, informa del sistema de trabajo infantil esclavista: “Según el gobierno de Haití, hay alrededor de 90.000 a 120.000 niños esclavos, pero UNICEF ofrece una cifra muy superior, de 250.000 a 300.000.
 
Violaciones, pedofilia y tráfico humano con destino al comercio sexual parecen formar parte del programa a cumplir por las tropas de la Organización de Naciones Unidas (ONU) desplegadas en Haití. Las denuncias acerca de actos de esta naturaleza comenzaron casi al unísono del despliegue de los cascos azules en el territorio, tras el golpe de estado del 2004.
 
Hay informes que aseguran que más de la mitad de las mujeres (y niñas) de los suburbios, habían sido violadas alguna vez.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad