Cataluña. Cierres

Movilizaciones contra el cierre de Trident

Los trabajadores de Cadbury empiezan una serie de movilizaciones contra el cierre de Trident-Cadbury en El Prat (Barcelona)

0
0 votos
22-04-2009
Publicidad
En tiempos de crisis, las filiales españolas de algunas multinacionales están sufriendo un proceso de traslocación de la producción en el que la matriz mantiene la marca y la estructura comercial. Es el caso de Kraft y El Caserí­o, pero ahora también es el de Cadbury y Trident. En tiempos de crisis, las filiales españolas de algunas multinacionales están sufriendo un proceso de traslocación de la producción en el que la matriz mantiene la marca y la estructura comercial. Es el caso de Kraft y El Caserí­o, pero ahora también es el de Cadbury y Trident.
Cadbury pretende despedir a 170 trabajadores de su planta en El Prat, Barcelona, especializada en la producción de chicles (Trident) trasladando su producción fuera de España. Argumenta que las razones de cerrar la planta barcelonesa son las de “mejorar los niveles de eficiencia de la compañía en la red productiva". Eso sí, dejará casi cien trabajadores de la estructura comercial, financiera y de marketing de la multinacional, y también el centro de toma de decisiones en España.


El hecho es que la multinacional inglesa, una de las grandes marcas mundiales de “alimentación” (distribuye sus productos de dulces, confitería y refrescos en 200 países y cuenta con 50.000 empleados) es líder en el mercado español gracias, en parte, a los chicles “Trident”, aunque cuenta con varias marcas conocidas más como Halls, Huesitos, Tokke, Respiral… y también de refrescos como Schweppes. La empresa tiene otras fábricas en Madrid, Valladolid y Ateca (Zaragoza).

El comité de empresa, que ya estaba avisado de las intenciones de la multinacional desde el pasado mes de marzo ha mantenido dos reuniones con la dirección para tratar de encontrar una solución que permita la continuidad de la fábrica. Sin embargo, han acabado por lanzarse a la movilización, empezando por sendos actos hoy en El Prat de Llobregat, a las puertas del Carrefour y por la tarde en las del Mercadona del pueblo para denunciar públicamente la falta de ética de la empresa inglesa.

En los medios hay un mutismo casi total sobre las razones que llevan al cierre, el por qué se desplaza la producción a plantas de Francia, Rusia o Polonia. ¿Por qué de las plantas que tiene en España sólo se cierra la de Barcelona? No se sabe. Tampoco se dice cuáles son las propuestas que han presentado los trabajadores y que la empresa ha rechazado… y otros interrogantes que deverdaddigital tratará de trasladar en breve a José Antonio Moreira (CCOO), presidente del comité de empresa.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad