Colombia, los negocios del clan Uribe

Un pago por servicios prestados

Los hijos del Presidente se han enriquecido por decisiones tomadas por funcionarios, algunos de los cuales son subalternos directos de su padre

0
0 votos
21-04-2009
Publicidad
El asunto desborda el ámbito de las actividades privadas de los señores Tomás y Jerónimo Uribe y hace necesario que expliquen, por ejemplo, cuánto entrará a sus bolsillos por cuenta de la creación de la nueva Zona Franca de Occidente. El asunto desborda el ámbito de las actividades privadas de los señores Tomás y Jerónimo Uribe y hace necesario que expliquen, por ejemplo, cuánto entrará a sus bolsillos por cuenta de la creación de la nueva Zona Franca de Occidente.

Crece la polémica en Colombia por el presunto enriquecimiento ilí­cito de los hijos del presidente Álvaro Uribe quienes, según denunció el periodista Daniel Coronell, han recibido un millonario beneficio por algunas decisiones de funcionarios públicos.
Según Coronell, el padre y el hermano de la esposa del mandatario Álvaro Uribe, junto con los hermanos Uribe, Tomás y Jerónimo, son dueños de una empresa denominada Residuos Ecoeficiencia, en la que los hijos del presidente colombiano, son propietarios de más del 60 por ciento de la compañí­a.

Según las investigaciones del periodista colombiano, la citada empresa compró en el año 2006 unas tierras rurales (cerca de 32 hectáreas) que después, en el año 2008, fueron declaradas como Zona Franca Permanente, según una resolución de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN).

La junta de Residuos Ecoeficiencia autorizó al representante legal, Tomás Uribe Moreno, para suscribir un contrato "para la compra de los terrenos El Paraí­so y San Laureano en Mosquera (Cundinamarca)".

En virtud de ese contrato nació el "Patrimonio Autónomo FC-Lotes Mosquera", que compró las dos propiedades por un valor que sobrepasa los 8 mil 600 millones de pesos (cerca de tres millones 739 mil 130 dólares).

"Allí­ funciona la planta de Residuos Ecoeficiencia, pero a los terrenos restantes no se les veí­a mayor utilización. Dos determinaciones tomadas meses después por el municipio de Mosquera, cuyo alcalde era el constructor Álvaro Rozo Castellanos, abrieron la perspectiva del negocio", refiere el periodista.

Según las indagaciones del profesional de la comunicación, en el año 2007 el alcalde Álvaro Rozo, emitió un decreto que, según reza en documentos de la DIAN, expandió una zona industrial e incluyó los lotes en cuestión. "Lo que antes se vendí­a por hectáreas se empezó a cotizar por metros cuadrados", explicó.

"En octubre de 2007, otra vez la alcaldí­a de Álvaro Rozo, a través de la Secretarí­a de Planeación, autorizó la subdivisión de los lotes pedida por Tomás Uribe", detalló en su artí­culo, el periodista colombiano Daniel Coronell.

Residuos Ecoeficiencia, la empresa donde poseen un 60 por ciento Tomás y Jerónimo Uribe, autorizó cambios en el contrato FC-Lotes Mosquera. "Gracias a esos cambios, los terrenos fueron entregados en comodato a una nueva sociedad llamada Zona Franca de Occidente (ZFO)".

De acuerdo a las investigaciones del periodista, "Con los papeles en regla, ZFO solicitó a la Comisión Intersectorial de Zonas Francas su concepto para la aprobación del proyecto. Esa comisión está integrada por altos subalternos del Presidente: el Ministro de Comercio, el Ministro de Hacienda, la Directora del Departamento Nacional de Planeación, el director de la Dian y el Ministro Consejero de la Presidencia de la República".

En defintiva, "Residuos Ecoeficiencia fue constituida con 10 millones de pesos (4. 347 dólares aproximadamente) en el año 2003, cuando los hermanos Uribe aún eran estudiantes universitarios"

En la actualidad, "el capital pagado de sus empresas sobrepasa los mil millones de pesos (cerca de 434.782 dólares), dos de ellas tienen superávit de capital que suman cuatro mil 200 millones de pesos (1.826.l86 dólares aproximados), y son dueños del 12 por ciento de Promotora Gransabana, una empresa que, a través de otro fideicomiso, compró otro lote, éste ubicado en Tocancipá y avaluado preliminarmente en 22.000 millones de pesos (unos 9. 565 mil 217 dólares aproximados).

Los hijos del Presidente se han enriquecido por decisiones tomadas por funcionarios, algunos de los cuales son subalternos directos de su padre. El asunto desborda el ámbito de las actividades privadas de los señores Tomás y Jerónimo Uribe y hace necesario que expliquen, por ejemplo, cuánto entrará a sus bolsillos por cuenta de la creación de la nueva Zona Franca de Occidente.

La impunidad con que el gobierno de Uribe através de su polí­tica de seguridad democrática y los tratados de "libre comercio", ha enriquecido cada vez mas ha una oligarquí­a colombiana vendepatrias. No iba ha ser menos, con el entorno de Uribe. Aprovechando el proyecto de" zonas francas industriales", que de facto son zonas libres de impuestos al comercio exterior y de sindicatos en lo que hipócritamente llaman dar "seguridad" a la inversión de capitales foráneos. Los 3.000 millones de dólares que la familia Uribe se ha embolsado son el pago adecuado por ser el cancerbero "paramilitar" de la oligarquí­a y el imperialismo.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad