Bank of América: beneficios de 4.250 millones, pero malos augurios

Carroñeros después de la hecatombe

La concentración de capital es la ley natural del capitalismo, y se acelera extraordinariamente en tiempos de crisis. "No hay para todos, así­ que toca devorarse".

0
0 votos
21-04-2009
Publicidad
Al lado de la catarata de quiebras y caí­das en picado que sufre el mundo financiero y monopolista en EEUU, un puñado de voraces tiburones se aprestan a dar los suculentos bocados que les ofrece la turbia situación. Después de ser considerado un zombi financiero hace unos meses, Bank of América cosecha en el primer trimestre de 2009 unos beneficios equivalentes a todo el ejercicio de 2008. Otro gigante del software, Oracle, anuncia que devorará lo que IBM no ha podido zamparse: Sun Microsystems. El cataclismo bursátil de septiembre ha dejado y seguirá dejando gigantescos cadáveres por el camino, y de ellos se alimentarán los monopolios llamados a sobrevivir sobre la base de poseer un volumen y una concentración de capital mucho mayor. Al lado de la catarata de quiebras y caí­das en picado que sufre el mundo financiero y monopolista en EEUU, un puñado de voraces tiburones se aprestan a dar los suculentos bocados que les ofrece la turbia situación. Después de ser considerado un zombi financiero hace unos meses, Bank of América cosecha en el primer trimestre de 2009 unos beneficios equivalentes a todo el ejercicio de 2008. Otro gigante del software, Oracle, anuncia que devorará lo que IBM no ha podido zamparse: Sun Microsystems. El cataclismo bursátil de septiembre ha dejado y seguirá dejando gigantescos cadáveres por el camino, y de ellos se alimentarán los monopolios llamados a sobrevivir sobre la base de poseer un volumen y una concentración de capital mucho mayor.
Hace sólo dos meses, la otrora banca comercial más grande de EEUU y primer grupo financiero del mundo sobrevivía a cargo del rescate de la administración, incluso después de haber deglutido a otro titán, el banco de inversión Merrill Lynch, por 44.000 millones de dólares en los días posteriores al cataclismo de Lehman Brothers.
 
Ayer Bank of América recibía noticias agridulces. Por un lado ha cerrado el primer trimestre del año con un beneficio neto de 4.200 millones de dólares, cifra que supera a lo ganado por la entidad durante todo el año 2008 y que mejora las expectativas de los analistas. Por otro lado sus directivos lanzaban un agorero pronóstico, anunciando que los resultados estos resultados podrían ser “un espejismo”. El deterioro de la calidad crediticia sigue poniendo en peligro la recuperación del sector, y el escenario sigue siendo "extremadamente difícil" sobre todo "por el deterioro de la calidad crediticia derivada de la debilidad de la economía y del aumento del desempleo".
 
Los malos agüeros pronto se contagiaron a Wall Streer, sentando como un jarro de agua fría tras la alegría de los beneficios de algunos colosos como Citigroup, JPMorgan, Goldman Sachs, Morgan Stanley o Wells Fargo, que cerraron perdiendo. El pesimismo ha llegado hasta al IBEX 35, que cerró con la mayor caída del año. Los grupos financieros –a la hora de comprar o vender- no se engañan a sí mismos, ni hacen caso a los cantos de sirena de los gobiernos, que ya se lanzaron a espolvorear gotitas de optimismo ante los balances positivos de los grandes, a pesar de que informes como el de la revista Fortune aseveran que las 500 principales empresas de EEUU ganaran un 85% menos este año que en 2008.
 
Pero así y con todo, Bank of América ha ganado el primer trimestre 4.250 millones de dólares, muy por encima de Citigroup –su gran competidor por el numero uno de la banca mundial en otros mejores tiempos- que ganó 1600 millones. En estos resultados se incluye el bocado Merrill Lynch, que después de la digestión aporta más de 2.300 millones de euros a las ganancias del grupo. La concentración de capital es la ley natural del capitalismo, y se acelera extraordinariamente en tiempos de crisis. “No hay para todos, así que toca devorarse”.
 
Fuera de la banca, otros monopolios hacen lo propio. Oraclegigante estadounidense de gestión de bases de datos compró ayer Sun Microsystems, proveedor de los servidores necesarios para esas bases de datos, en una operación valorada en 7.400 millones de dólares, después de a que otro mastodonte, IBM, se le atrancara en las fauces el bocado. Esta unión "transformará la industria tecnológica”, augura su máximo artífice, el consejero de legado Larry Ellison. La nueva entidad combinará los productos informáticos para empresas que desarrolla Oracle con los servidores de Sun Microsystems –propietaria del sistema operativo Java-. "Será la única compañía capaz de diseñar sistemas integrados en los que todas las piezas encajen y funcionen por sí solas", dice Ellison. Ya veremos por cuanto tiempo
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad