Dos noticias, rememoran al pueblo argentino las dos caras de la dictadura.

Angelelli y Marcó, relaciones en la vida y la muerte.

"No es hora de mártires, es hora de vivos", fueron las palabra de Enrique Angelelli, para explicar los duros tiempos que se avecinaban para el pueblo argentino. Su muerte lo convertirí­a en un Mártir.

0
0 votos
21-04-2009
Publicidad
El domingo en la provincia de La Rioja (Argentina), se encontró Alfredo Marcó, de 66 años en su vivienda de la capital riojana, unos 1.150 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, con un disparo en la sien. Este hecho ha tenido más repercusión por el hecho de que Marcó era un ex capitán del Ejército señalado como represor durante la dictadura argentina de 1976 a 1983 y la coincidencia de que hoy martes han sido exhumados los restos del Obispo Enrique Angelelli que fue asesinado por el régimen militar y cuya muerte fue adelantada por Marco a detenidos poco antes de producirse, según consta en el en el informe de la Comision Provincial de DDHH (CONADEP) de 1984, también llamado el "Nunca Mas Riojano". El domingo en la provincia de La Rioja (Argentina), se encontró Alfredo Marcó, de 66 años en su vivienda de la capital riojana, unos 1.150 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, con un disparo en la sien. Este hecho ha tenido más repercusión por el hecho de que Marcó era un ex capitán del Ejército señalado como represor durante la dictadura argentina de 1976 a 1983 y la coincidencia de que hoy martes han sido exhumados los restos del Obispo Enrique Angelelli que fue asesinado por el régimen militar y cuya muerte fue adelantada por Marco a detenidos poco antes de producirse, según consta en el en el informe de la Comision Provincial de DDHH (CONADEP) de 1984, también llamado el "Nunca Mas Riojano".
En un principio la muerte de Angelelli se atribuyo a un accidente de tráfico provocado por una falsa maniobra que habría cometido Angelelli en ese momento. Pero quedo probado: que la camioneta fue encerrada por la izquierda al momento que se produce una explosión. Que el cuerpo del Obispo Angelelli quedó ubicado a veinticinco metros del lugar final de la camioneta… con el cuerpo extendido y los pies juntos… mostrando ambos talones pérdida de la piel sin ningún indicio de golpes o contusiones en el resto del cuerpo… por eso, se infiere que fue arrastrado hasta el lugar mencionado por intervención de los autores del hecho. que la camioneta presentaba una goma desinflada, cuya cámara tenía un corte de trece centímetros, lo que no fue causa del vuelco según pericia mecánica practicada.
 
Por estos datos y otras circunstancias, objetivamente probatorias, quedo firme la sentencia judicial que la "muerte de Monseñor Enrique Ángel Angelelli no obedeció a un accidente de tránsito, sino a un homicidio fríamente premeditado y esperado por la víctima" reza la resolución del Expediente Nº23.350 del Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Correccional N 1 de la Ciudad de La Rioja.
 
Marco, fue acusado de ser un cruel interrogador durante la represión de la pasada dictadura. En el informe "Nunca Mas Riojano", el nombre de Marco aparece denunciado junto con Goenaga, Moline, Malagamba, y otros oficiales del entonces Batallon de Ingenieros 141, comandado por el represor Perez Battaglia.
 
Precisamente el suicidio de Marco ocurre a horas de la apertura de la exhumación de los restos de Angelelli, donde se intentara probar el asesinato del obispo de La Rioja, mediante el análisis forense de los restos se pueda aportar datos sobre los responsables directos del asesinato. Sin dejar de recordar que el asesinato de Angelelli se produjo cuando el obispo se encontraba en plena investigación y aparentemente contaba con información valiosa acerca de los motivos de la muerte de dos de sus sacerdotes, Gabriel Longueville y Juan de Dios Murias, también asesinados pocos días antes. Esa documentación que portaba Angelelli el día de su muerte desapareció, nunca fue recuperada y el caso de los dos curas también quedó en las sombras. Ante tantas injusticias y asesinatos son muchos los que se preguntan,¿a que razones se debe el silencio eclesiástico?
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad